Entradas

Mostrando entradas de febrero, 2008

Ayer también llovió (yIV)

Imagen
"(...)Hay que dejar el camino social alquitranado porque en él se nos quedan pegadas las pezuñas hay que volar libre al sol y al viento repartiendo el amor que tengas dentro.(...)" Manolo Chinato. Un torbellino en medio de un mar embravecido e hirviendo sobre el que se forma una tormenta perfecta en un cielo gris nublado cargado de relámpagos; y al fondo, un volcán en plena erupción de rocas y lava que hace de su isla un lugar completamente inhabitable; era lo que se podía ver con nitidez infinita en lo más profundo de sus pupilas en el mismo momento en el que tras cruzarle la cara grito desesperada y envuelta en llamas: "¡Cin, cin, cinco años. Pedazo de cabrón!". Después la calma. "A la sombra de mi sombra me estoy haciendo un sombrero; sombrero de largas pajas que he recogido del suelo. Lo haré con el ala ancha, que casi llegue hasta el cielo pa' muchas veces no ver las cosas que ver no quiero. (...) -¿Qué quieres decir con la fase final? -Pue

Ella me susurra...

Imagen
Por fin, ante todos ustedes, la responsable de todo lo bueno y malo que se publica en este blog. Yo sólo me limito a teclear lo que ella me susurra. De acuerdo el de Ratatouille molaba más porque le tiraba de los pelos como a una marioneta. Pero yo llego hasta donde llego.

Ayer tambén llovió (y III)

Imagen
-Piénsalo bien. Yo creo que tienes el perfil adecuado para formar parte del proyecto. -Pero mis calificaciones no han sido nada espectaculares. -Ya, pero no se trata de eso. Una mesa al fondo de una cafetería. Silvio, una vez más en busca de su unicornio, de fondo y dos camareros que no dan abasto para servir café tras café. Todo lleno de estudiantes y conversaciones. Nada de extraño tiene un profesor Química Industrial hablando con su alumno recién titulado. -Hombre lo cierto es que me agrada mucho la oferta por que más de un compañero lleva casi un año buscando y apenas han hecho una o dos entrevistas. Simplemente me extraña que me lo estés ofreciendo precisamente a mí. -Es increíble como empezó todo- Pensó mientras recordaba la primera vez que le hablaron del proyecto. Ahora colocaba el trípode y la cámara. Ya tenía el periódico preparado y del bolsillo sabría sacar la mejor de sus sonrisas. En el estómago unas cosquillas le hacían sentir que cinco años no podían ser demasiado. A