Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2007

Primer principio universal de Bunbury

"Todo arde si le aplicas la chispa adecuada" En lo más profundo del negro de tus pupilas destella inconfundible la chispa que prende nuestro particular suboceánico fuego griego y que hace que "caminar sin ti sea tan solo andar".

El Fuego Griego

Los elementos imprescindibles para que tenga lugar una combustión son tres: combustible, comburente y energía de activación (chispa). (...)Consistía en una mezcla viscosa de petróleo en bruto, para que flotase, azufre que al entrar en combustión, emite vapores tóxicos, cal viva, que reacciona liberando mucho calor al entrar en contacto con el agua (el suficiente para prender materiales combustibles), resina, para activar la combustión de los ingredientes, grasas para aglutinar todos los elementos, salitre (nitrato potásico) que desprende oxígeno al prender, permitiendo de esta forma que el fuego continúe ardiendo bajo el agua. Tras lanzar la mezcla a través de unos largos tubos instalados en la embarcación, la mezcla entraba en ignición al contacto con el agua, incendiando las embarcaciones enemigas. (...)El poder del arma venía no solo del hecho de que ardía en contacto con el agua, sino que incluso ardía debajo de ella. En las batallas navales era por ello un arma de gran eficacia