No existe causa, creencia, motivo, tierra, país, religión, cultura, pueblo, pertenencia o pensamiento que merezca el sacrificio de la vida de otra persona.
El Vizconde de Bragelonne

martes, 16 de diciembre de 2014

Y cuando su madre entró en el cuarto...


...él estaba jugando solo, en el suelo, sonriendo y señalando con orgullo la esquina de la cuna de la que se había descolgado.




P.D.: ¿Y cómo corregir una actitud que puede resultar peligrosa pero que consideras positiva, liberal, atrevida, inteligente, valiente...?

Imposible educar en contra de tus propios principios, así que a sufrir toca. No, no por lo de la cuna, si no por todo lo que vendrá después. A sufrir y a disfrutar, ¡cómo me hubiera gustado a mí ser el que no cejó en el intento hasta conseguir anoche saltar de la cuna!

¿Y por qué no? ¿Por qué no intentarlo una y otra vez hasta que consigamos bajar solos de la cuna? ¿Cuán orgullosos estaremos señalando después la esquina por la que nos hemos descolgado?

jueves, 4 de diciembre de 2014

La lección... y hasta aquí puedo leer

El resultado de tu experiencia es en un 10% la suma de las consecuencias de todo aquello que te pasa, y en un 90% cómo has reaccionado ante aquello que te ha pasado.

El Hormiguero - 123 Responda otra vez...



Excelentes ejemplos de superación, de cariño, de amor propio proyectado en los demás, de ganas de vivir y de luchar. Hoy en la voz de Mayra y en la de Chicho he visto reflejada la mirada ilusionada de un niño, he sentido envidia, y he sentido culpa por todos los momentos que he desperdiciado en la pereza y en la determinación equivocada de prioridades. Y he vuelto reír como antes.

Gracias maestros por la lección. Esta vez espero haber aprendido bien.

domingo, 30 de noviembre de 2014

Creciendo


Una vez alguien, a una pregunta que había hecho otro, me respondió: "Sí, quiero". 

Cada instante desde entonces ha sido "queremos". Quiero yo, quieres tú, queremos los dos, luego los tres, dentro de poco los cuatro.

Come What May. Sí, quiero