No existe causa, creencia, motivo, tierra, país, religión, cultura, pueblo, pertenencia o pensamiento que merezca el sacrificio de la vida de otra persona.
El Vizconde de Bragelonne

sábado, 5 de marzo de 2011

Porque no necesito un porqué

Porque incluso cuando estás lejos me siento acompañado.

Porque deja de girar el mundo cada vez que me besas.

Porque encuentro cada día en tu costado mi mejor trinchera.

Porque mi vida ya solo tiene sentido si la vivo tu lado.