No existe causa, creencia, motivo, tierra, país, religión, cultura, pueblo, pertenencia o pensamiento que merezca el sacrificio de la vida de otra persona.
El Vizconde de Bragelonne

martes, 28 de abril de 2009

lunes, 20 de abril de 2009

Grita

Quizás, si grito bien, bien fuerte en medio de la noche más profunda del desierto más solitario, sea capaz de escucharme.

Quizás.

domingo, 19 de abril de 2009

Mensaje en una botella

Y si además de sonreír, reír, desternillarme (casi hasta llorar), salir al escenario a quedarme 'pasmaó' como un tonto y pasar un buen rato, descubro en la primera fila una sonrisa digna del más inverosímil de los intentos. No me queda otra opción que agarrar pluma y papel, escribir despacito y con buena letra, con mucho mimo enrollar el pergamino, introducirlo en la botella y lanazarla bien, bien, bien lejos...

Noches locas de cabaret, mentiras y pecados
, el teatro es cabaret, en metira es pecado, pero sobre todo es realidad...

viernes, 17 de abril de 2009

Sol de primavera

Y va haciendo calor, y los días son más largos.
Y quisiera poder encontrar el camino
que me lleve a ese lugar en el que creí estar,
pero nunca estuve.

Y va haciendo calor, y llueve tras de la ventana.
Y quisiera poderme mojar, refrescarme la cara
con agua distinta al agua de soledad,
que ahora me empapa.

Y va haciendo calor, y las noches templan.
Y quisiera poder respirar hondo, embeberme
de nuevo en fresca humedad de olor a hierba,
a noche, a luna, a estrellas.

Y va haciendo calor, y mi espíritu despierta.
Y quisiera poder despertar y escapar,
saber que tengo la espalda cubierta,
la mirada reservada y la vida... vida nueva.


lunes, 6 de abril de 2009

"Que la noche es de huir"

Tenía que demostrarse a si mismo que todo podía seguir igual.



Entró en el cuarto con una idea muy clara en su cabeza. Rodeo la cama y con un suave movimiento se introdujo en ella. El otro lado estaba ocupado hacía rato. Ella leía, como cada noche, con una luz ténue. De fondo una voz melódica acompañaba los suaves arpegios de una guitarra -"(...)que le pongo tu nombre a las calles, que muero en tus ojos charlando, que descubro un nuevo detalle cuando ríes y abres los brazos(...)". Sintió como se le erizaban los pelos de los brazos al comprobar que después de tantos años todavía recordaba la letra. Quizás fuera un buena señal; quizás el comienzo de añorar lo que ya había terminado.

-"Parece que hoy vienes pronto. ¿Nada interesante en la tele?"- Dijo sin apartar la vista del libro.

Era el momento de la verdad, ante sí el mayor órdago que probablemente había puesto nunca encima de la mesa. Doble o nada contra sus propios sentimientos.

Por toda respuesta acercó los labios a su nuca y suavemente, como sin querer, dejó en ella un beso. Ella inspiró, contuvo el aire medio segundo más de lo normal e insinuó una leve sonrisa mientras dejaba escapar un suspiro al tiempo que cerraba el libro. Seguidamente al beso él busco su ombligo bajo la camiseta para prolongar una caricia por el limbo de la pelvis hasta la espalda. Ella, dejándose hacer, fue siguiendo las instrucciones que sus manos daban. Con los ojos cerrados, tratando de controlar la respiración, procuraba no estremecerse con cada caricia que, por muy conocidas que fueran, una vez más parecían nuevas.

Una hora después ella descansaba desnuda como tantas veces sobre su pecho también desnudo. Ella dormía. Él no. En un arrebato cerró con fuerza los brazos atenazando el cuerpo que tanto tiempo había amado como a nada en el mundo; maldiciendo añorar cada momento que sabía que no volvería a vivir, cada lágrima que se asomaba al borde de sus ojos confirmando que esta vez sólo cabía poner punto y final. Tenía la certeza de que ya nunca volvería a ser lo mismo. Sabía por qué. Sabía por quién.

Una vez más os propongo un juego de "narrativa electiva". Como otras veces escribo un párrafo os doy opciones y espero vuestros comentarios para saber qué escribir en el siguiente. De esa forma la historia la vamos construyendo entre todos.
Prometo ser atrevido con las opciones ¿os atreveréis a elegir las más arriesgadas?

Tres opciones para empezar:
1> Ha confirmado la sospecha de que ella le engaña con su mejor amigo y quiere demostrarse a sí mismo si le puede perdonar, antes de de ejecutar el macabro plan de venganza que no puede quitarse de la cabeza.

2> Él ha tenido un fugaz y misterioso encuentro con un "fantasma" del pasado que creía por muerta.

3> Toda su historia incluido su matrimonio, no es más que una tapadera porque él es en realidad un agente secreto que, aunque decidió retirarse para vivir lo que había empezado como tapadera y ahora creía un amor verdadero, ha vuelto a estar activo al pedírselo una compañera "especial"

Hagan juego... que creo que esta vez podemos divertirnos...

sábado, 4 de abril de 2009

Una de arena y otra de cal, por favor.

(Aún a riesgo de parecer un optimista exacerbado y sin redención posible, voy a poner en duda un antagonismo que me ha dado que pensar en un correo electrónico que recibí recientemente).

Nunca supe, y sigo sin saberlo, cual de las dos medidas es la positiva y cual la negativa. Es interesante como usamos esa expresión para referirnos a situaciones que nos dan penas y alegrías por igual; ventajas y desventajas; amenazas y oportunidades; debilidades y fortalezas. Una de cal y otra de arena.

Pero ¿son realmente contradictorias? Y en tal caso, ¿cuál es la buena? Pensemos como pensaron Andrews y Christensen, allá por los 60, cuano idearon el análisis DAFO.

Según su teoría, para establecer una estrategia se debe identificar al menos una amenaza por cada fortaleza y una oportunidad por cada debilidad. En un principio podríamos identificar oportunidades y fortalezas como la medida de cal (suponiendo que es la buena) y por el contrario amenazas y debilidades como la medida de arena. ¿Pero acaso no son mis debilidades la fuente de mis oportunidades? ¿Y no son también mis fortalezas el origen de mis amenazas? Por otra parte, ¿no representan siempre las oportunidades algún riesgo? ¿Y no son mis amenazas las que consiguen que dé lo mejor de mi mismo en las peores situaciones?

Una de cal y otra de arena. Una de arena y otra de cal. Definitivamente las dos son necesarias en todo momento. No se pueden hacer croquetas sólo de jamón, pero si no le hechas nada a la besamel no hay quien se las coma. Imagino que en la vida necesitamos encontrarnos algún tropezón de jamón (rico, rico) de vez en cuando, pero que es la masa lo que realmente nos alimenta.

O quizás no. Quizás simplemente sea todo lo contrario.

viernes, 3 de abril de 2009

¿Un futuro futurible?

Tum-tum..........................................tum-tum.................................................tum-tum

Ya no solo presiento sino oigo. El suelo retumba y las ondas se transmiten claras, diáfanas, por cada molécula de la tierra hasta la planta de mis pies.

Tum-tum...........................tum-tum............................tum-tum

No quiero mirar en esa dirección para no terminar confirmando lo que sé que confirmaré. Lo que cada momento siento más cerca. Lo que está por venir.

Tum-tum...........tum-tum............tum-tum

Y no sé si saldré al encuentro, con el pecho descubierto, con mis cicatrices al sol y el maquillaje de payaso bien a resguardo.

Tum-tum......tum-tum......tum-tum

Y no sé si también haré caso a ese presentimiento que me dice que algo oculta lo que viene, algo que no es bueno. Que casi me hace sentir cómo va morder, cómo va a inocular su putrefacto veneno en lugar preciso, en el momento adecuado. No sé si permaneceré agazapado.

Tum-tum...tum-tum...tum-tum

Y se acerca el momento. Y es sólo un momento. Y si pasa, pasó. Pero si no pasa también pasó. A penas me atrevo a mirar de reojo.

Tum-tum.tum-tum.tum-tum

Y lo escucho bien cerca, porque bien cerca lo tengo. Y lo siento cercano, porque conmigo lleva toda la vida. Y lo oigo una vez más, rítmico, fuerte, acompasado y temerosamente taquicárdico.