No existe causa, creencia, motivo, tierra, país, religión, cultura, pueblo, pertenencia o pensamiento que merezca el sacrificio de la vida de otra persona.
El Vizconde de Bragelonne

miércoles, 22 de octubre de 2008

Galicia Calidade (Versión Contada)

Juanjo Seguín a las 9:45a.m., el octubre 22
La verdad es que el texto, al leerlo, pierde respecto a la versión contada de viva voz, donde se pueden usar acentos y demás recursos de la oratoria ;-)

Pues bien he aquí la versión contada de "Galicia Calidade" ya me direis cual os gusta más...































P.D: ...y aquí la respuesta de un gallego.

Cesar Castro Otero a las 5:03pm, el octubre 22

-Cierran a la tarde: Como todos los locales.

-La tienen de lo que traigas: Puedes tener la seguridad de que si la metes en el horno con carne, no sale de pulpo.

-Te cobran lo que pese: Claro, no depende del viento. La panadera es rigurosa.

-Toma nota en un cuaderno: Pues regálale tu una PDA...

Yo lo veo claro...
¿Cual es la duda?

martes, 21 de octubre de 2008

Galicia Calidade

"Dedicada al otrora "Home que cena Centolla"(con permiso maestro Herrera) actual "Home que estuvo no Contrastes" esta pequeña historia basada en hechos reales acontecidos en un pequeño pueblo de la costa Duopontina."

Si había una cosa que tenía clara, cristalina más bien, es que tenía que conseguir una empanada, de lo que fuera.

Pongámonos en situación.

Exterior: Portal de una de las casas junto a la carretera cuyo único síntoma de albergar una panadería es un fuerte olor a harina. (¿Para qué letreros, luminosos y demás si todo el pueblo sabe que hay vive el panadero y por lo tanto que hay está la panadería?)

Interior: Habitación pequeña con un mostrador en el que descansa una báscula y un cuaderno azul de anillas tamaño A5 y con aspecto de muy usado junto a un boli BIC sin capuchones.

Personajes:
Castellanito de turismo por Galicia (VdB): Extranjeiro de as terras castellanas,(lat: empanadibus devorabilus).
Paisana lerense (P): Mujer que ya no cumple los 80 que atiende (al menos en ese momento) el negocio

Diálogo:

VdB: Buenas tardes
P: Buenas
VdB: Quisiera comprar una empanada ¿De qué la tienen?
P (con cara de haber escuchado la pregunta más tonta que nunca nadie formuló): De bonito, de carne, o de lo que traiga.
VdB:¿De lo que traiga?
P: Sí de lo que usted traiga.
VdB: Mejor de carne.
(La buena mujer responde mientras garabatea el pedido en el cuaderno)
P: Bueno.
VdB: ¿Cuánto costará?
P: Lo que pese.
VdB: La recogeré mañana, pero por la mañana estaré en Coruña. ¿A qué hora cierran?
P: A la tarde
VdB: Es que llegaremos como a las ocho.
P: Estaremos.

Y según me despido salgo de la panadería con la absoluta certeza de:

Primero, haber encargado una empanada de carne (si ese garabato significaba que la iban a hacer de carne y no que yo debía llevar el sofrito de carne).

Segundo, que me va a costar un dinero directamente proporcional al peso (sólo tengo que averiguar a cuánto está el kilo de empanada y cuánto pesa).

Y tercero, que la recogeré a la tarde del día siguiente a la vuelta de Coruña (si están cuando llegue).

Cristalino.


P.D: La empanada estaba de muerte.

Una pequeña reflexión...un etrerno círculo viciosO

Hoy quisiera hacer un pequeña reflexión; quisiera poder reconocer que necesito hacer una pequeña reflexión; quisiera saber que me va a sentar bien poder reconocer que necesito hacer una pequeña reflexión; quisiera poder reflexionar que debo saber que me va a sentar bien poder reconocer que necesito hacer una pequeña reflexión... eso mismo fue lo que yo le pregunté... (una vez más, gracias maestro por hacerme reflexionar).

P.D: En cualquier caso reflexionaré.

viernes, 17 de octubre de 2008

82 inicisiones

Acabo de ver que con ésta ya van 82 entradas en el blog y me ha entrado un poco de vértigo.


Poco o nada a mi alrededor es igual a como era cuando comencé. Ni siquiera el ordenador con el estoy escribiendo esta entrada es el mismo con el entonces empecé a difundir mis turbulencias a través de la red.


Como si de un cubo de Rubick se tratase, tengo la impresión de llevar mucho tiempo haciendo girar las caras, en ocasiones he estado muy cerca de lograr encajar todos los colores, otras veces sin embargo no he hecho más que volver a desordenarlo todo. La diferencia entre el cubo y mi vida, es que para el cubo hay una solución universal, sus movimientos se rigen por las leyes de la física, la lógica y la estadística; mientras que en mi vida nada es como parecía que debería ser justo antes de comenzar el movimiento.



Quizás me cansé de remar río abajo a contracorriente y sea el momento de dejar de hacer que las caras vayan girando. Quizás sea la ocasión de alejarse, tomar perspectiva, y ver si al fin he llegado a alguna conclusión o tengo que seguir pesando bolas en la balanza (véase problema de las 12 bolas y las tres balanzas, o en su defecto consúltese a StvMaster).


En cualquier caso, me niego de forma asertiva a negar los beneficios de la abnegación. Y desde éste nueva abnegación asertiva, seguiré realizando pequeñas incisiones en mis entrañas para mostrar pública y abiertamente el resultado de la biopsia posterior; por muy indigesto que resulte.


domingo, 12 de octubre de 2008

Dulce Introducción al Caos

"(...)Voy haciendo mis planes. Voy sabiendo quien soy. Voy buscando mi parte. Voy logrando el control (...)"

Trazando fronteras, enmarcando (franco y rotundo), delimitando, defiendo, tirando líneas en corto y alejándome luego para ver si el resultado encaja, si encajo, si mi intersección está donde quiero que esté, o al menos que intento que esté donde quiero que esté.

Hoy me apetece rendir un pequeño, pero sentido y sincero, homenaje a dos amigos. Porque son de las pocas personas "auténticamente" auténticas que conozco; por lo mucho bueno que me inspiran; y por lo muy poco, o nada, que les digo que les quiero.

Loco. Mucho antes de que yo supiera lo que eso significa (lo siento Hernando se te adelantaron) él ya estaba loco. La mejor forma de interpretar el Carpe Diem que conozco; leal y sincero; nunca me negó un beso (en la boca tampoco), y mucho menos un abrazo. Coherente consigo mismo y en constante búsqueda; sensible al arte; y, por definición, de mente abierta y abridora, lo que es aún más importante. Cruel espejo en el que me miro cuando a mi mismo me tengo que reprochar mi propia actitud.

Serena. Los pies en la tierra; lista para luchar la siguiente batalla; para evitar que el viento traidor la pille a contrapié y la derribe; y al tiempo capaz de valorar lo bueno de un buen plan bien improvisado. Cual hormiga hace camino poco a poco, día a día y sabe decir las cosas muy claras sin herir; gran virtud.

Un caos minuciosamente organizado. Un orden inevitablemente caótico.
Un Carpe Diem planeado a cada paso con una nueva improvisación cien veces ensayada.
La acción irreflexiva mejor meditada. Descanso sin freno.
La noche más corta sin fin. El día más largo como un suspiro.


Tirando líneas. Coloco el extremo metálico del cordel en el punto de partida. Lo desenrollo poco a poco para que la tiza permanezca adherida. Llego al punto de destino. Tenso firmemente y doy un tirón a la cuerda tensa. La cuerda golpea el suelo dejando una marca de tiza azul. Me dispongo a tirar la siguiente; y otra; y una más antes de cotejar el resultado. Me alejo y compruebo. Bueno, se acerca bastante a un buen intento; desde luego me permitirá estar cómodo y parece que encaja bastante con esa "dulce introducción al caos" que tanto me gusta de vosotros ;).

Por todas aquellas veces que no os lo dije, gracias, os quiero.




Epílogo: ¿Por qué Dulce Introducción al Caos?
Porque, sin conocer la letra, cuando el otro día estábamos comiendo junto a Stv-master en vuestra casa, y pusisteis el nuevo disco de Extremo, vi el título del primer tema, pensé "qué buena definición para esta pareja" y comencé a rumiar este post.





viernes, 10 de octubre de 2008

"In-completitud"

"...the piece is gone, left the puzzle undone. That's the way it is."

Hoy quiero gritar en la noche, en medio del desierto, en contra de la dirección del viento. Gritar hasta que vacíe mis pulmones, hasta que mis cuerdas vocales cesen de vibrar por encontrarse exhaustas, y me quede afónico.

Hoy quiero mirar desafiante a los ojos del mayor de mis temores. Quiero que mi mirada le hiele el alma, le erice los pelos de los brazos, y le haga temblar. Mirarle forma tan profunda que pueda sentir la aceleración de sus latidos.

Hoy quiero reírme al borde del abismo, mirar al cielo y luego a su fondo sin temor a saltar. Reírme profundamente, desde bien adentro, a carcajada limpia expresando abiertamente lo consciente de mi libertad.

Quizás hoy quisiera demasiado; quizás demasiado poco.

Hoy quiero saber la forma de no tener recordarme a mi mismo lo afortunado que soy. Quisiera saber con certeza que quiero lo que quiero. Quisiera sentirme más yo y menos incompleto.


martes, 7 de octubre de 2008

lunes, 6 de octubre de 2008

Loca cordura

Y pusiera ser que fuera que quizás vaya encontrando a aquel que siempre se va quedando un paso por detrás, vigilando por las esquinas, pisándome la sombra, escondiéndose cuando miro sobre mi hombro. Pobre cobarde que no sabe seguirme el ritmo; pobre porque siempre me olvido de que no puede seguirme el ritmo.

Ahora está aquí, de nuevo, casi a mi altura, casi me pisa los talones, cree que al fin me alcanzó. Pobre, no sabe que sólo aminoré el ritmo para tomar aliento y volver a esprintar, más rápido, con los ojos cerrados, la cabeza bien caliente y los pies bien lejos del suelo.


P.D: Pobre loco que cree andar libre y suelto. Menos mal, que le tengo bien amarrado, bien cubierta la espalda, bien sujetas las riendas en mi mano izquierda.

domingo, 5 de octubre de 2008

Al fin podés comer huevos.

Y al fin fueron papás. Y que envidia cuando me lo ha contado, y que sensación... los pelos como escarpias.

Y mira que estoy seguro de lo que pensabas en el mismo instante en que la cogiste en brazos, estoy seguro, o más bien quiero estarlo. "Mi vida para proteger la tuya".

Un beso para los dos, valientes, mucha suerte y todo el apoyo en esta nueva etapa que comenzáis en esto de construir una familia.