No existe causa, creencia, motivo, tierra, país, religión, cultura, pueblo, pertenencia o pensamiento que merezca el sacrificio de la vida de otra persona.
El Vizconde de Bragelonne

jueves, 18 de diciembre de 2008

Reformulación del principio de Heisenberg.

Si encuentras la pieza que falta no verás el hueco en el puzzle; y si ves el hueco en el puzzle no encontrarás la pieza que falta.

martes, 16 de diciembre de 2008

Nochevieja diferente...

¿Y estará la Condal preparada para el Vizconde...?

...o es el Vizconde el que se tiene que preparar para la Condal.


sábado, 13 de diciembre de 2008

¿Entiendes?

"En ocasiones, cuando me sentía incomprendido, acercaba mi cara a la suya hasta que casi se juntaban nuestros ojos, y cuando me correspondía con la mirada estaba completamente seguro de que me había entendido. Luego me lo confirmaba, para que no me quedase duda, con un gran lametazo en la cara de abajo a arriba."



















Más o menos éste ha sido el comentario que he dejado en el blog más noctámbulo de Nadaq como respuesta a su bella explicación del entendimiento sin palabras, valga la redundancia.




Si hay una cosa que este compañero de piso me enseñó durante año y medio fue lo mucho que sobrestimamos las palabras a la hora de hacernos entender. Dicen mucho más de nosotros, y de lo que queremos expresar, tonos, gestos, ademanes, miradas, lágrimas, sonrisas, medias sonrisas, carcajadas y posturas, que cualquier pensamiento que encorsetemos en las normas del lenguaje hablado o escrito.


















En ocasiones lo llamamos presentimientos, otras sexto sentido, hay quien dice que se puede estudiar casi como una ciencia y prefiere llamarlo telepatía. Una vez más el lenguaje nos enreda y engaña. Es simple y llano entendimiento. Un niño no necesita que su madre abra la boca para saber que está enfadada; un gran abrazo en ese momento te hace sentir querido mejor que mil tequieros; y la chica que anoche sabía, desde el otro extremo de la barra, que la estaba mirando no necesitó que abriera la boca para sentirse deseada.



















Es curioso como usamos la palabra animal de forma despectiva para indicar que alguien tiene un comportamiento brutal. Una vez más nuestra innata vanidad humana nos hace ciegos ante el hecho de que, precisamente por ser humano, nuestro comportamiento puede llegar a ser el más cruel del mundo animal. Ya me gustaría a mi tener en ocasiones la mitad de la capacidad de entendimiento que mi compañero me demostró. Y es que en ocasiones me siento muy orgulloso de parecerme, aunque sólo sea un poco, a un animal. ¿Entiendes?

viernes, 12 de diciembre de 2008

"Porteño Ladrón"

El otro día, al salir de baño después de ducharme, noté como alguien me llamaba. Me di media vuelta y ahí estaba, al otro lado del espejo, el Porteño Ladrón diciéndome:"Gordo, dejáte de boludeces y vive loko"

Un gran abrazo Maestro

lunes, 1 de diciembre de 2008

Tras el ocaso... real como la vida misma.

"(..)El camino se hace andando sí, pero un desierto es un desierto(...)"

No hace mucho aprendí que muchas de mis lágrimas saben a polvo que se mete en mi boca levantado por mis pies cuando camino por el desierto. Y es que voy de vuelta recorriendo paso a paso el camino andado. Esta vez no tengo la esperanza de un nuevo oasis tras cada nuevo horizonte, pues si no los hubo en la ida no los habrá en la vuelta, pero tengo la certeza de saber a dónde voy y cuanto me queda para llegar. La distancia es grande pero finita y el camino duro pero conocido.

Como Pulgarcito voy recorriendo
el camino de regreso recuperando aquellos restos, en la ida lastres, que no se comieron los buitres y desprendiéndome al tiempo, poco a poco, de todos esos lazos que unían y se transformaron en afilados alambres cortantes, de la misma forma que su cobijo tornó en carcel, solo que esta vez soy yo el que me espera en el nuevo origen, ahora destino, para seguir remando río abajo a contracorriente.




Siento que estoy recorriendo el camino que sigue el fénix tras el ocaso.

Y de nuevo...


Comienza a tocar, una vez más, su melodía, visiblemente cansado y tremendamente consciente de que es la última vez que va a ser tocada. Confirmando sus presagios surge de él mismo, a destiempo, una nueva melodía que no tiene la más mínima consideración con la anterior en mostrarse mucho más viva y brillante, completamente distinta en estilo, tiempo y forma y que se impone a paso firme sobre ésta porque así debe ser.
El tiempo de uno toca a su fin y el del otro debe comenzar inminentemente.
Real como la vida misma.


viernes, 28 de noviembre de 2008

Kaizen P.D.C.A. y querer ser.

Siempre me he jactado de decir que si no soy, o al menos no intento ser, como quiero ser, no quiero ser. Lo cierto es que como altanería y brindis al Sol, no está mal. Si me apuráis incluso pudiera aplicarse como meta u objetivo en si mismo (el objetivo sería: no querer ser cuando no se intenta ser como se quiere ser). Sin ningún lugar a dudas es una machada, dicho sea paso bastante hortera y por momentos rebuscada (no en vano alguien, que creo que en algún momento hace más años de los que me gustaría me quiso, me llamaba repollo con lazo. Y para ser sinceros, según qué situaciones y escritos, no le faltaba razón).

Esta idea me ha acompañado desde hace ya largo tiempo y llegó a mi casi por accidente. Todo fue en una clase de ética a comienzos de C.O.U. en la que al inocente del profesor no se le ocurrió mejor idea que sacarnos a debatir, delante de toda la clase, a mi amigo Isidro y a mi acerca de los principios, morales se entiende. Yo ya venía bastante bregado en este tipo de conceptos gracias a un muy buen profesor de filosofía de 3º de B.U.P., que aquel mismo año siguió con su buena labor en historia de la filosofía (y al que le debo haber leído "La revolución de las masas"), y a un excelente profesor de Lengua y Literatura y de Comentario Crítico de Texto (que maravilla para alguien como yo fue poder hablar de lo que estaba escrito y no de cómo estaba escrito, que maravilla descubrir por primera vez las columnas de Millás), que junto con otro profesor más nos incitó y permitió publicar una revista escolar, excisión juvenil de la revista que publicaba el propio colegio. ¡Qué buenos momentos!¡Qué grandes recuerdos!

Hago un pequeño receso para aclarar que mi opción educativa de aquellos años fue la denominada científico-técnica (matemáticas, física, química y dibujo técnico).

En cualquier caso, este profesor, que era nuevo, no era del todo consciente de lo que había hecho al proponernos a mi amigo Isidro y a mi. Isidro desde su más tierna infancia ha sido la demagogia personificada, una vez estuvimos durante toda una tarde él preguntando "¿y por qué?", y yo respondiendo. No os vayáis a pensar que ese era nuestro hobby la mayor parte del tiempo de aquella época la gastábamos, como cualquiera, tomando cafés, tés americanos y sucedáneos, con amigos y amigas; en las canchas; y según qué fin de semana hasta bebiendo cerveza... No puede ser bueno haberlo pasado tan bien.

Así que ahí estaba mi amigo elucubrando acerca de lo importante que era tener principios para la sociedad, para ser bueno con los demás, para que no hubiera niños que se murieran de hambre en África mientras nosotros comíamos Dalkys, y demás argumentos que pretendían más la aprobación y complicidad de la audiencia que del profesor o responder claramente a su cuestión; cuando a mi me dio por responder que para mi el primer principio, el más fundamental, era ser como quiero ser; y la primera respuesta que vino a mi cabeza al por qué que siguió a mi escueta frase, fue: "Porque si no soy como quiero ser, o al menos lo intento, no quiero ser". Afortunadamente sonó el timbré y salimos todos escopetados camino de casa para seguir hablando, de lo buena que estaba ésta, de lo mal que lo estaba pasando aquel porque habían roto y de a qué hora íbamos a quedar en el Becquer aquella tarde.

Todavía hoy tengo esa idea en la cabeza pero ya no es un principio, ni un objetivo, ni una meta, sino un plan maestro. Así intento que las acciones que planifico y las decisiones que tomo estén alineadas con este plan, intentar ser como quiero ser. De vez en cuando me paro miró atrás y compruebo mis resultados. Me miró en el espejo y me comparo con aquel que quiero ser, no el quieren que sea, no el que debo ser, no el que quedaría bonito que fuera, sino simplemente el que quiero ser. En un primer momento intento indagar realmente quien soy, busco las evidencias que me definen de forma irrevocable, las verdades, para encontrar las diferencias entre lo que soy y lo que quiero ser. Una vez que tengo esas diferencias evidentes que sé que son ciertas, intento aplicar el método deductivo para encontrar las causas por las que me he desviado de mi objetivo. Por último establezco una serie de acciones (un nuevo plan) alineadas con mi plan maestro que voy ejecutando para, un tiempo mas tarde, volver a detenerme y comparar el resultado.

En este blog todavía no lo he dicho, pero ahora mismo me dedicó a ser lo que podría llamarse "Ingeniero de Mejora Continua". Y es curioso porque lo que aquí acabo de exponer es un método de mejora continua(Kaizen) de los que más se aplican (PDCA círculo de Deming, 5W y 1H, 4M de Ishikawa), y cada vez que lo aplico en mi trabajo me resulta tan obvio como la vida misma. No en vano me va la vida en ello, o al menos las ganas de querer seguir viviendo, que no es poco.

miércoles, 26 de noviembre de 2008

Gracias

El 18 de abril de este año escribí el texto a continuación. La persona a la que va dirigido me pidió que lo retirara y así lo hice. Hoy quiero zanjar definitivamente una racha de días malos que me han hecho recordar aquellos malos ratos del final de aquella historia (cuya huella quedó patente en este blog), haciéndome revivir una a una las mismas etapas de frustración, negación... En fin. Quisiera poner sello definitivo a estos sentimientos, cerrar firmemente la caja de Pandora que amenazaba con volver abrirse, y quedarme con lo bueno de aquellos dos años. Quisiera que la "republicación" definitiva de este post materializase ese sello, porque por fin, de nuevo, me siento en paz.


Añoro momentos, situaciones, vivencias, canciones, buenos ratos, amigos, sucesos, palabras, escritos. Nos añoro a ti y a mi, pero nos añoro entonces no ahora, no mañana no pasado mañana.

Siento que no siento y estoy horrorosamente seguro de ésto. Hoy me resulta tan evidente que no puedo dejar de preguntarme cómo no me he dado cuenta antes, pero es que antes sentía y ahora ya no.

Quizás Aitormena sea un buen ejemplo, tú lo enviaste como comentario, quizás. Lo cierto es que tomar una determinación por mi parte y mantenerla firme es lo más sincero y honesto que puedo hacer, y aunque hoy no te lo parezca, lo mejor para no seguir haciéndonos daño.

A mi también me cuesta, también me va a costar, más de lo que te parece, más de lo que me parece. Pero la serenidad con la que afronto esta situación es el mejor garante de que mi decisión es correcta.

Sobran el resto de palabras. Tan sólo tiene sentido decir gracias por el tiempo vivido, por la vida entregada, por el esfuerzo, por las sonrisas, por el apoyo, por la complicidad. Gracias y lo siento, porque sé que tú querrías seguir esforzándote, pero yo no quiero que lo pasemos mal.

martes, 25 de noviembre de 2008

A víctima, de verdugo

Sé que no es cierto.
Soy plenamente consciente de que, ni me está aportando, ni me va a aportar nada.
Tengo la más absoluta certeza de que no es justo.
Pero siento lo que siento.
Y siento la más profunda, visceral e irracional convicción de que toda la culpa fue suya.

Como me jode ser tan jodidamente humano (lo que viene a significar bastante despreciable) como para tener que negarla para poder afirmarme.


P.D.: ¿Por qué el ingeniero se esconde cuando debería tomar el mando?

lunes, 24 de noviembre de 2008

Flexibilidad condicionada

1,05m de ancho parecían un mundo la noche que no estaba ella.
Dos años después, 1,35 resultan demasiado poco hasta cuando me acuesto solo.


" A Juanma que a base de leerle me ha enseñado a sintetizar"

domingo, 23 de noviembre de 2008

Aquello que nunca tuviste

Te acercas la taza a los labios pero el té ya está frío.
Das una vuelta en el cama y de nuevo su rincón es el lugar más vacío que nunca existió.
Esperas que llegue y te abrace por la espalda con la certeza absoluta de que nadie lo hará.
Eco resuena entre las paredes de tu corazón vacío.
Perdidos tus ojos sedientos no saben donde encontrar un nuevo mar en el que perderse.
Tus manos han perdido la habilidad de agarrar con firmeza las suyas.
Y a pesar de todo quieres seguir queriendo estar donde estás, porque sabes que echas de menos aquello que nunca tuviste.


viernes, 14 de noviembre de 2008

Tan tatara, tan tatara...

¿Me quieres decir, pedazo de cabrón con pintas, qué carajo tiene tu mano rasgando esa guitarra que me hace escribir cuando debería dormir? ¿Qué clase de fuerza nace dentro de mí cuando penetra en mi cabeza su ritmo machacón; cuando empapa mi corazón tu labia de ripio barato; cuando alimentan mi alma tus verdades de veleta de tres al cuarto?

Oigo las cuerdas vibrar discordes y ya me estoy imaginando como me pide que la lleve al fin del mundo...tan tatara, tan tatara...y puedo sentir como me mira un segundo como a un desconocido...tan tatara, tan tatara...y ya voy temiendo una vez más lo números rojos en la cuenta del olvido...tan tatara, tan tatara...

Increíble mamonazo donde los haya, ¿cuán Dios te crees que eres para poder despertar en mí alegría, euforia, recuerdos buenos y ratos mejores? Y como un tonto voy sonriendo en medio de la calle en el breve trayecto que va desde la estación a mi casa; al tiempo que musito, bailo y pienso, cómo alguien me vea -"ruido de abogados, ruido compartido, ruido envenenado, demasiado ruido"- es que estoy haciendo el imbécil en medio de la calle y con una sonrisa de oreja a oreja - "ruido de cristales, ruido de gemidos, ruidos animales, contagioso ruido"- y cual condenado hipnotizado mis dedos tiemblan al ritmo de la rumba -"ruido acomplejado, vamonó, ruido introvertido, ruido del pasado, desgastado ruido"- y muevo los hombros acompasados; y no puedo para de sonreír pensado en cómo os estaréis partiendo de risa si es que sois capaces de imaginarme tecleando rumba mientras escribo; porque no puedo parar de moverme y el teclado es un improvisado bongo que sigue el ritmo que él marca- "ruido de frenazos, ruido sin sentido, ruido de arañazos, ruido, ruido ruido".





Que no tío, que no. Que me tengo que ir a dormir y mañana tengo bastante trabajo y tengo que estar fresco, que no, que no, ¡eh...! No seré idiota que ya estoy otra vez dándole al play...tan tatara, tan tatara, tan tatara, tan tatara....


P.D.: Siempre he querido poner a su nombre todas las olas del mar; al menos las que el mar ha dado hasta ahora. Pero va a ser mejor que esto quede entre tú y yo, no sea que ella se vaya a enterar.

miércoles, 22 de octubre de 2008

Galicia Calidade (Versión Contada)

Juanjo Seguín a las 9:45a.m., el octubre 22
La verdad es que el texto, al leerlo, pierde respecto a la versión contada de viva voz, donde se pueden usar acentos y demás recursos de la oratoria ;-)

Pues bien he aquí la versión contada de "Galicia Calidade" ya me direis cual os gusta más...































P.D: ...y aquí la respuesta de un gallego.

Cesar Castro Otero a las 5:03pm, el octubre 22

-Cierran a la tarde: Como todos los locales.

-La tienen de lo que traigas: Puedes tener la seguridad de que si la metes en el horno con carne, no sale de pulpo.

-Te cobran lo que pese: Claro, no depende del viento. La panadera es rigurosa.

-Toma nota en un cuaderno: Pues regálale tu una PDA...

Yo lo veo claro...
¿Cual es la duda?

martes, 21 de octubre de 2008

Galicia Calidade

"Dedicada al otrora "Home que cena Centolla"(con permiso maestro Herrera) actual "Home que estuvo no Contrastes" esta pequeña historia basada en hechos reales acontecidos en un pequeño pueblo de la costa Duopontina."

Si había una cosa que tenía clara, cristalina más bien, es que tenía que conseguir una empanada, de lo que fuera.

Pongámonos en situación.

Exterior: Portal de una de las casas junto a la carretera cuyo único síntoma de albergar una panadería es un fuerte olor a harina. (¿Para qué letreros, luminosos y demás si todo el pueblo sabe que hay vive el panadero y por lo tanto que hay está la panadería?)

Interior: Habitación pequeña con un mostrador en el que descansa una báscula y un cuaderno azul de anillas tamaño A5 y con aspecto de muy usado junto a un boli BIC sin capuchones.

Personajes:
Castellanito de turismo por Galicia (VdB): Extranjeiro de as terras castellanas,(lat: empanadibus devorabilus).
Paisana lerense (P): Mujer que ya no cumple los 80 que atiende (al menos en ese momento) el negocio

Diálogo:

VdB: Buenas tardes
P: Buenas
VdB: Quisiera comprar una empanada ¿De qué la tienen?
P (con cara de haber escuchado la pregunta más tonta que nunca nadie formuló): De bonito, de carne, o de lo que traiga.
VdB:¿De lo que traiga?
P: Sí de lo que usted traiga.
VdB: Mejor de carne.
(La buena mujer responde mientras garabatea el pedido en el cuaderno)
P: Bueno.
VdB: ¿Cuánto costará?
P: Lo que pese.
VdB: La recogeré mañana, pero por la mañana estaré en Coruña. ¿A qué hora cierran?
P: A la tarde
VdB: Es que llegaremos como a las ocho.
P: Estaremos.

Y según me despido salgo de la panadería con la absoluta certeza de:

Primero, haber encargado una empanada de carne (si ese garabato significaba que la iban a hacer de carne y no que yo debía llevar el sofrito de carne).

Segundo, que me va a costar un dinero directamente proporcional al peso (sólo tengo que averiguar a cuánto está el kilo de empanada y cuánto pesa).

Y tercero, que la recogeré a la tarde del día siguiente a la vuelta de Coruña (si están cuando llegue).

Cristalino.


P.D: La empanada estaba de muerte.

Una pequeña reflexión...un etrerno círculo viciosO

Hoy quisiera hacer un pequeña reflexión; quisiera poder reconocer que necesito hacer una pequeña reflexión; quisiera saber que me va a sentar bien poder reconocer que necesito hacer una pequeña reflexión; quisiera poder reflexionar que debo saber que me va a sentar bien poder reconocer que necesito hacer una pequeña reflexión... eso mismo fue lo que yo le pregunté... (una vez más, gracias maestro por hacerme reflexionar).

P.D: En cualquier caso reflexionaré.

viernes, 17 de octubre de 2008

82 inicisiones

Acabo de ver que con ésta ya van 82 entradas en el blog y me ha entrado un poco de vértigo.


Poco o nada a mi alrededor es igual a como era cuando comencé. Ni siquiera el ordenador con el estoy escribiendo esta entrada es el mismo con el entonces empecé a difundir mis turbulencias a través de la red.


Como si de un cubo de Rubick se tratase, tengo la impresión de llevar mucho tiempo haciendo girar las caras, en ocasiones he estado muy cerca de lograr encajar todos los colores, otras veces sin embargo no he hecho más que volver a desordenarlo todo. La diferencia entre el cubo y mi vida, es que para el cubo hay una solución universal, sus movimientos se rigen por las leyes de la física, la lógica y la estadística; mientras que en mi vida nada es como parecía que debería ser justo antes de comenzar el movimiento.



Quizás me cansé de remar río abajo a contracorriente y sea el momento de dejar de hacer que las caras vayan girando. Quizás sea la ocasión de alejarse, tomar perspectiva, y ver si al fin he llegado a alguna conclusión o tengo que seguir pesando bolas en la balanza (véase problema de las 12 bolas y las tres balanzas, o en su defecto consúltese a StvMaster).


En cualquier caso, me niego de forma asertiva a negar los beneficios de la abnegación. Y desde éste nueva abnegación asertiva, seguiré realizando pequeñas incisiones en mis entrañas para mostrar pública y abiertamente el resultado de la biopsia posterior; por muy indigesto que resulte.


domingo, 12 de octubre de 2008

Dulce Introducción al Caos

"(...)Voy haciendo mis planes. Voy sabiendo quien soy. Voy buscando mi parte. Voy logrando el control (...)"

Trazando fronteras, enmarcando (franco y rotundo), delimitando, defiendo, tirando líneas en corto y alejándome luego para ver si el resultado encaja, si encajo, si mi intersección está donde quiero que esté, o al menos que intento que esté donde quiero que esté.

Hoy me apetece rendir un pequeño, pero sentido y sincero, homenaje a dos amigos. Porque son de las pocas personas "auténticamente" auténticas que conozco; por lo mucho bueno que me inspiran; y por lo muy poco, o nada, que les digo que les quiero.

Loco. Mucho antes de que yo supiera lo que eso significa (lo siento Hernando se te adelantaron) él ya estaba loco. La mejor forma de interpretar el Carpe Diem que conozco; leal y sincero; nunca me negó un beso (en la boca tampoco), y mucho menos un abrazo. Coherente consigo mismo y en constante búsqueda; sensible al arte; y, por definición, de mente abierta y abridora, lo que es aún más importante. Cruel espejo en el que me miro cuando a mi mismo me tengo que reprochar mi propia actitud.

Serena. Los pies en la tierra; lista para luchar la siguiente batalla; para evitar que el viento traidor la pille a contrapié y la derribe; y al tiempo capaz de valorar lo bueno de un buen plan bien improvisado. Cual hormiga hace camino poco a poco, día a día y sabe decir las cosas muy claras sin herir; gran virtud.

Un caos minuciosamente organizado. Un orden inevitablemente caótico.
Un Carpe Diem planeado a cada paso con una nueva improvisación cien veces ensayada.
La acción irreflexiva mejor meditada. Descanso sin freno.
La noche más corta sin fin. El día más largo como un suspiro.


Tirando líneas. Coloco el extremo metálico del cordel en el punto de partida. Lo desenrollo poco a poco para que la tiza permanezca adherida. Llego al punto de destino. Tenso firmemente y doy un tirón a la cuerda tensa. La cuerda golpea el suelo dejando una marca de tiza azul. Me dispongo a tirar la siguiente; y otra; y una más antes de cotejar el resultado. Me alejo y compruebo. Bueno, se acerca bastante a un buen intento; desde luego me permitirá estar cómodo y parece que encaja bastante con esa "dulce introducción al caos" que tanto me gusta de vosotros ;).

Por todas aquellas veces que no os lo dije, gracias, os quiero.




Epílogo: ¿Por qué Dulce Introducción al Caos?
Porque, sin conocer la letra, cuando el otro día estábamos comiendo junto a Stv-master en vuestra casa, y pusisteis el nuevo disco de Extremo, vi el título del primer tema, pensé "qué buena definición para esta pareja" y comencé a rumiar este post.





viernes, 10 de octubre de 2008

"In-completitud"

"...the piece is gone, left the puzzle undone. That's the way it is."

Hoy quiero gritar en la noche, en medio del desierto, en contra de la dirección del viento. Gritar hasta que vacíe mis pulmones, hasta que mis cuerdas vocales cesen de vibrar por encontrarse exhaustas, y me quede afónico.

Hoy quiero mirar desafiante a los ojos del mayor de mis temores. Quiero que mi mirada le hiele el alma, le erice los pelos de los brazos, y le haga temblar. Mirarle forma tan profunda que pueda sentir la aceleración de sus latidos.

Hoy quiero reírme al borde del abismo, mirar al cielo y luego a su fondo sin temor a saltar. Reírme profundamente, desde bien adentro, a carcajada limpia expresando abiertamente lo consciente de mi libertad.

Quizás hoy quisiera demasiado; quizás demasiado poco.

Hoy quiero saber la forma de no tener recordarme a mi mismo lo afortunado que soy. Quisiera saber con certeza que quiero lo que quiero. Quisiera sentirme más yo y menos incompleto.


martes, 7 de octubre de 2008

lunes, 6 de octubre de 2008

Loca cordura

Y pusiera ser que fuera que quizás vaya encontrando a aquel que siempre se va quedando un paso por detrás, vigilando por las esquinas, pisándome la sombra, escondiéndose cuando miro sobre mi hombro. Pobre cobarde que no sabe seguirme el ritmo; pobre porque siempre me olvido de que no puede seguirme el ritmo.

Ahora está aquí, de nuevo, casi a mi altura, casi me pisa los talones, cree que al fin me alcanzó. Pobre, no sabe que sólo aminoré el ritmo para tomar aliento y volver a esprintar, más rápido, con los ojos cerrados, la cabeza bien caliente y los pies bien lejos del suelo.


P.D: Pobre loco que cree andar libre y suelto. Menos mal, que le tengo bien amarrado, bien cubierta la espalda, bien sujetas las riendas en mi mano izquierda.

domingo, 5 de octubre de 2008

Al fin podés comer huevos.

Y al fin fueron papás. Y que envidia cuando me lo ha contado, y que sensación... los pelos como escarpias.

Y mira que estoy seguro de lo que pensabas en el mismo instante en que la cogiste en brazos, estoy seguro, o más bien quiero estarlo. "Mi vida para proteger la tuya".

Un beso para los dos, valientes, mucha suerte y todo el apoyo en esta nueva etapa que comenzáis en esto de construir una familia.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Lo importante está en el ¿interior?

No me preguntes por qué, pero siempre me viene a la cabeza la respuesta antes de conocer la pregunta. Y te aseguro que aunque pueda parecer un chollo, incluso un don excepcional, en realidad resulta una gran inconveniencia que me vuelve muy desdichado.

Es muy poca la gente que logra mi respeto, casi nadie me resulta mínimamente interesante. Por las respuestas que llegan a mi mente puedo adivinar las inquietudes de la persona que tengo delante y en la mayoría de los casos termino dando respuestas tópicas para salir lo antes posible de la situación porque su simplicidad, falta de principios y de sinceridad terminan por resultarme casi insoportable.

Muy de vez en cuando al fin encuentro a alguien a la altura de mis expectativas, alguien que al fin consigue despertar mi interés, y la única opción viable termina siendo evitar el contacto con esa persona porque la relación con ella termina siendo como una película fantástica de la que te cuentan el final justo antes de entrar a verla.

Ahora me encuentro en un punto desesperado, ya no soy capaz de aceptar mi realidad, de inventarme más excusas para mi mismo. Sin embargo un rayo de luz ha venido a iluminar mi oscuridad.

No es que no sea capaz de conocer las repuestas a sus preguntas, estoy seguro de que sí, es que me bloquea de tal forma los sentidos que no soy capaz de articular función cerebral alguna, a parte de las básicas.

Su mirada me absorbe, su sonrisa me completa, sus pechos me excitan, sus caderas me hacen perder la cordura, sus piernas me anulan la razón y su forma de decir mi nombre..., su forma de decir mi nombre simplemente me demuestra que vivir tiene sentido.

¿Quien dijo que lo importante está en el interior?

En el interior no hay más que preguntas con respuestas manidas, siempre las mismas. Yo, por un simple cuestión de salud mental, me quedo con el exterior.

martes, 23 de septiembre de 2008

Fine

Hace bien poco nadaq confesó el terrible pecado de no haber visto "Cinema Paradiso". Yo le hice un comentario relativo al archiconocido fin de la película, probablemente uno de los mejores que he visto. Con la ineludible condición de que (si no lo has hecho) veas primero la película y disfrutes de un rato sin duda inolvidable, he adjuntado al post el final de la película.

Evidentemente puedes ejecutarlo sin haber visto la película, pero créeme, nunca te lo perdonarás.

Dedicado al post de nadaq "Tengo secretos en el Corazón que la Razón ignora" el final de Cinema Paradiso. Simplemente sublime, una obra maestra.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Desahogo II:"There and back again, again, again..."

Recorre de arriba a abajo, rebota y resuena dentro mi cráneo un impulso eléctrico que con patente de corso circula por todas y cada una de mis ramificaciones nerviosas, creciendo, intensificándose, buscando como loco una salida, presionado una vez más aquí y allá y rebotando, rebotando, rebotando...

Gira sobre si mismo y acelera dando vueltas en mi cabeza hasta superar la velocidad de la luz, ha encontrado una oportunidad, una escapatoria. Se lanza en picado contra la séptima vértebra haciéndome echar atrás la cabeza, estirando la espina dorsal y adelantando ambos brazos, rígidos al frente, con todos los dedos en tensión... y apenas un instante más tarde, siquiera una fracción de una milésima de segundo, escapa dividido en diez para abandonar la cárcel que le retenía y vagar libre, de ion a ion, a lo largo y ancho del universo. Recorriendo en fracciones de segundo siglos luz, siendo más que estando.

Yo aprovecho su fuerza para rasgar la placenta que me envuelve, para dejar que salga todo el líquido que no me consentía respirar, vaciar mis pulmones de un golpe de tos y empezar a respirar, y a gritar con cada exhalación, gritar y gritar, y gritar más y más fuerte, y no parar de gritar y expulsar así el sufrimiento y la angustia claustrofóbica acumulados, macerados, interiorizados, gangrenados, que impulso dejó atrás en su huida, cobarde pero necesaria, espontánea pero premeditada, legítima pero alevosa.

Una vez más vuelvo a nacer, repito el truco del ave fénix, y mi propia pupila ve todo el proceso reflejado en la lágrima que se resiste a abandonar el lacrimal, al tiempo que bien cerca y con los ojos bien abiertos me observo observándome para poder ser testigo fiel de todo el proceso y así poder crear un pequeño impulso eléctrico, apenas existente, que recorra, mientras crece, todo mi cuerpo, que circule a lo ancho y largo de todas mis terminaciones nerviosas con total y absoluta patente de corso, sintiéndose cada vez más preso, más encerrado ya alimentándose de su propia angustia para crecer, intensificarse, acelerar y encontrar una salida.



sábado, 20 de septiembre de 2008

¿Cura la lo-kura?

No sé si cura o no cura,
no sé si enloquece o serena,
no sé si acaso tuviera sentido
llamar al loco insano...

¿Qué diablos digo, si ni siquiera sé si sé?

Anyway, parece que ni la blogspefera está a salvo de la lokura partutxera.

¡Con la Pampa hemos topado!

Wellcome lokos a la blogsfera... partutxeros forever.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Una vuelta más.

Así. Bien. Suficiente. Buff... ¡Dios, no me va a dar tiempo! A ver... Bien.

-¿Sí?.. No, no, no, no, no.... Escucha, escucha... ¡Caray, que me escuches! Hablamos mañana, que hoy ya he quedado y no.. Que hablamos mañana, sí te lo cuento. ¡Raquel, tía!

¡Qué pesada! Ahora sí que no llego.

...

Vale. Último vistazo. Zapatos, vestido,.. Arriba niñas, arriba, no me la vayáis a jugar esta noche. La chaqueta, que seguro que hace frío. La vedad es que queda muy bien, menos mal que ya no me acuerdo de cuánto costó. Llaves, llaves, llaves,... aquí. Billetero. Pitillera, no mejor no fumo esta noche, mejor me aguanto, bueno por si acaso fuma. Kit retoque de ultima hora. Frasquito de colonia, a ver un poquito más, uhmm, qué bien huele, seguro que lo adivina. ¡Ya está aquí el taxi!¡Mierda! Rápido, rápido. Esto, y esto. Esto también por si acaso, ya verás falta una semana y seguro que me jode la noche. Piensa positivo, piensa positivo. Ya te he oído, ya. Luces, todo apagado. Puerta. Escaleras ni de broma, ascensor, definitivamente ascensor.

-Buenas noches.
-Buenas noches.

Será cerdo. Es que no puede no mirarme a las tetas. Al menos sé que están ahí, donde deben. Chicas no me falléis. Se las da mucho de intelectual, pero a fin de cuentas es un hombre.

-Perdona. Lo siento. ¿Estás bien?
-Creo que sí. Apenas ha sido un golpe.
-¿Te ayudo a incorporarte?
-¡Ay, ay, ay, ay!
-Espera, espera. Vuelve a sentarte. Déjame ver ese tobillo.
-¿Sabes lo que haces?
-Sí, por supuesto.
-Creo que al caer lo doble mal. Hacia dentro. ¡Seré torpe!
-No, la culpa es mía por ir mirando el i-pod.
-¡Ay!
-Vaya.
-¿Algo mal? ¿Me quito la zapatilla?
-No, no te la quites. Mira, te voy a ayudar a llegar a ese banco y ahora hago una llamada para que nos recojan y te vea un médico.
-Mierda. Pues no llevo documentación encima.
-Eso no será un problema. Incorpórate despacio. Así. Venga, poco a poco, a saltitos. Muy bien. ¿Sí? ¿Marisa? Soy yo. Necesito que me mandes un coche a la entrada del Ángel Caído del Retiro, y que avises a Juanes, para que me llame al número privado. No, no me pasa nada. He tenido un pequeño incidente y he arrollado a una chica... bueno te explico mañana. Anda mándame le coche cuanto antes. Gracias.
-Vaya, muchas gracias, pero quizás preferiría...
-No te apures, no me dedico a atropellar corredoras para raptarlas luego. Vamos despacio hacia la entrada, apenas son quinientos metros. Nos recogerán allí.
-¿Sí? Juanes. Nada, tranquilo. Corriendo he atropellado a una chica en el Retiro y se ha torcido un tobillo. Sí. Creo que sí. Habrá que hacerle unas placas. Ya tengo uno de camino. Entonces vamos directamente a Diego de León. Sí. Venga allí nos vemos. Muchas gracias.
-¿Era tu médico?
-Sí, nos va a ver directamente en la clínica en la que te van a hacer las radiografías.
-Pero hoy es domingo.
-Eso no es un problema.

-No puede haber sido Juan. No.
-Mire, a veces creemos que conocemos bien a alguien y...
-¿Qué está insinuando? Conozco muy bien al padre de mis hijos y le digo que él no ha sido.

miércoles, 10 de septiembre de 2008

Crecimiento cristalomórfico

Busco, hurgo, escarbo, dentro de mi, hondo, más hondo, más hondo aún, pareceira que no tuviera fondo. Recavo, junto, limpio, tamizo, briznas de recuerdo y sentimiento, astillas de inteligencia y determinación, motas de valor y coherencia; apenas minúsculas estructuras cristalomórficamente perfectas de humanidad.

Sigo clavando las uñas, ya desgasté las herramientas, ya sólo me quedan las manos para seguir extrayendo, una y otra vez, y otra, y otra, sin descanso...

Me detengo.

Estoy exhausto.

El aire está corrupto, el cansancio aumenta y la entrada a la improvisada mina ya queda muy lejos, demasiado arriba. Mi minúsculo tesoro cabe en uno de mis bolsillos, en el más pequeño, pero es valioso, muy valioso.

La velocidad de crecimiento cristalomórfico de una estructura aumenta de forma exponencial ante la presencia de núcleos, apenas minúsculas estructuras cristalomórficamente perfectas, que sirvan de modelo a imitar y de primer cristal en el crecimiento.

Es sencillo, muy sencillo. Sonrío.

Ahora me dejo llevar. Escucho. Observo. Sé que tendré que dar lo mejor de mi. Sé que esta vez mi juez será exigente, le conozco, me conoce, no es de fiar. Tendré que rendir cuentas ante mi mismo. Pero sonrío. Es cuestión de tiempo y cada vez menos; exponencialmente menos.

sábado, 16 de agosto de 2008

Relativa soledad



¿Cuánto es mucho tiempo? ¿Cuánto es tiempo suficiente?

Cuarenta minutos en el tren camino del trabajo son una eternidad, sin embargo, dos horas con esa persona apenas un suspiro. Años de convivencia diaria, y una buena mañana amaneces, y ya no sabes si es tu mitad la que aún descansa a tu lado. Apenas un par de encuentros fugaces de escasos minutos, si quiera dos frases cruzadas, y vives con la certeza de haber conocido al amor de tu vida. En fin...

Te puedo jurar que conozco su rostro de a la perfección, que me sé de memoria las arrugas de las comisuras de sus labios cuando sonríe; o lo que viene a ser lo mismo, cuando detiene el tiempo y espacio con un simple gesto de su boca. Nunca volveré a encontrar un brillo igual en el extremo del iris de unos ojos tan profundos. Todo lo que pienso y escribo me parece no estar a la altura, todo me resulta manido, repetido, insuficiente y a un tiempo exagerado.

Una vez estuve a punto de conocer al amor de mi vida. Menos mal que no lo conocí, porque sino nunca lo hubiera sido.

Qué curioso es nuestro cerebro, qué complejo y simple a un tiempo. Parece que pronto se cansó de verme solitario y me bombardea buscando solución. Pues amigo, lo llevas claro.



sábado, 2 de agosto de 2008

Inpiraciones de la Isla (II). De retos y godos con aspiraciones guanches

"Guayota me encargó una misión, comprobar que Echeyde sigue dormido."















He sentido como duerme Echeyde, tímidos agujeros por los que se desprende calor, un constante olor a zaufre, una presencia que parece que late, te recuerdan a cada momento que él sólo duerme.
















No sé si tendrá mucho que ver con el concepto de altura de miras, pero a 3718m (y algunos centímetros porque me puse de puntillas) los problemas, las situaciones, todo, se ve distinto, se coloca bajo un nuevo orden que tiene más que ver con el hombre y la naturaleza y menos con el día a día, con lo artificial y lo fingido.

Echeyde volveré. Volveré para contemplar el amanecer desde tu cumbre.












"Tranquila Guayota de momento Echeyde duerme, lo vi en persona y volveré para comprobarlo"

viernes, 1 de agosto de 2008

Inspiraciones de la Isla (I). De llaves para oídos abiertos
















Si escuchas atentamente las olas cuentan historias. El océano infatigable en dar a conocer todo aquello que ha conocido va susurrando una y otra vez, una y otra vez, ese cuento que sabe que te corresponde, que sabe que entenderás.

Ha visto mucho y ha escuchado todavía más y aún así es conocedor de la historia precisa que te corresponde, tan solo una, es buen sabedor de la pieza que encaja en tu puzle. Y no cesa, aunque no le hagas caso, aunque apenas puedas oír porque nadie te enseñó a escuchar.

Pero no te equivoques, él sólo tiene historias para ti, no tiene las soluciones, te da la llave pero desconoce cual es la puerta. Eso sí, aguarda a que el día que hagas girar esos goznes, el día que al fin se abran los resortes de esa cerradura que siempre espera, vuelvas y le cuentes el final, otro más que volverá a ser otro comienzo, que volverá a susurrar al oído preciso, aunque esta vez ya no será el tuyo. Para ti tendrá una nueva llave, si es que eres capaz de aprender a escuchar de nuevo.

jueves, 31 de julio de 2008

Cultura Partutxera

Sin ningún lugar a dudas toda una declaración de intenciones ante la vida.

partutxero


Qué grandes sois Locos... Yo también quiero enloquecer

miércoles, 30 de julio de 2008

Cultura rioplatense

Igualito, igualito que si, como por arte de magia, me recién hubiera colado en una escena de Ricardo Darín.

















En torno a la mesa de Hernando y Miri (muchas gracias amigos por recibirme en vuestra casa como si fuera la mía), intentado no poner cara rara cuando me abrasaba el cielo del paladar y la lengua al sorber el mate, y acostumbrando el oído al Lunfardo-Navarro hacia el que irremediablemente viraba la conversación, la tarde pasó. Pasó como hacía tiempo que no pasaba, agradable, entre risas y amigos, y recordándome dónde está lo importante.

"¡Qué hacés! La bombilla no se toca"
"Y el mate no se coge, se agarra o se toma, pero no se coge"




















Y nos son pocas las lecciones acerca del mate que recibí, del mate, de su sociología y de la cultura rioplatense... ¡Qué grande Ceci cebando! Qué grande Vichy tratando de explicarme la base de la cultura riolatense, de esos pueblos unidos (y separados) por el río de la plata. Imposible que tan fácil le entrara en la cabeza a un Godo-Latino como yo. En fin, "Yo soy, vos sos, él es", y lo demás son tonterías.

Locos, ya me diréis como lo hacéis porque os sale de puta madre, me refiero a eso de vivir y tal, y además en pareja... casi nada. Y qué bueno lo que viene en camino. Un beso de los grades, con un poquito de envidia, de la sana supongo.
















Bueno, lo dicho, que apenas he tenido tiempo estos días para escribir un post mejor, pero que sepáis que si el resultado quizás no estuvo a la altura, al menos la intención pretendió estarlo. Que a ver si es verdad que me caéis por aquí un día de estos (eso sí, Asier, a lo argentino, como se te ocurra avisar la cagaste pibe, y el mate y la bombilla (que no se toca) van de vuestra cuenta, ya pondré los ibéricos yo de la mía). Y que prometo tomar clases de Lunfardo o en su defecto profundizar en la cultura rioplatense. ¡Qué grande!

Un abrazo de los grandes para todos, cuídenme a las nenas (a las dos que ya dan guerra y a la que está en camino), les tengo más presentes de lo que parece (lo prometo) y muchas gracias de nuevo porque, además de la estupenda experiencia que tuve con vosotros, sin quererlo me ayudasteis a encontrar a un Alberto que quedó perdido hace un par de años entre las calles tudelanas y con el que por fin me he vuelto a reconciliar.