No existe causa, creencia, motivo, tierra, país, religión, cultura, pueblo, pertenencia o pensamiento que merezca el sacrificio de la vida de otra persona.
El Vizconde de Bragelonne

lunes, 10 de diciembre de 2007

Feliz ¿Navidad(c)?

Siempre me gustó hacer regalos. Mucho. Pero no como reprocidad a un acto, a otro regalo o la conmemoración de una fecha. Siempre me gustó hacer regalos por el simple hecho de hacer regalos. Y es que cuando el regalo se convierte en la expresión de un acto recíproco, en realidad pierde su significado para tomar el significado de respuesta al acto original.

Por ejemplo, una boda. Hay que regalar en función del banquete, la relación con los novios, su (y tu) condición social. En fin, que menos porque te apetece que esa persona a la que quieres tenga eso que quieres para que cuando quiera te recuerde(según mi particular definición de regalo, con permiso de la RAE y Wikipedia (c)), regalas por cualquier motivo, y en consecuencia reglas sin sentido, o mejor dicho, con sentido ajeno.

Por eso me molesta el consumismo desbordado que nos aborda en estas fechas. No soporto ver como se hacen las cosas sin sentido. Yo no es que sea especialmente religioso, pero si celebramos una fiesta de tradición cristiana (Navidadde Natividad, Nacimiento) digo yo que el sentido de la fiesta estará en la tradición cristiana. Y es que me parecería perfecto toda esta avalancha "compril" si se tratase del mes de las compras caras, por ejemplo, o la semana del regalo al amigo y la comida familiar. Al ritmo que vamos al igual que San Nicolás ha acabado vistiendo de rojo "Coca-Cola(c)" el niño Jesús va a terminar siendo el símbolo del consumismo. Dentro de unos años (y esto es como el cambio climático, o el lobo del cuento, que viene, que viene y al final viene), cuando un niño pregunte qué celebramos, le tendremos que responder que celebramos el que a un niño que llamaban Jesús le hacían muchos regalos y comidas familiares y por eso nos hinchamos a comer y cenar y nos dejamos una pasta gansa en regalos.

Fachada de "El Corte Inglés" (Madrid) un mogollón de autómatas hacen las delicias de unos cientos de personas. En el centro de la fachada en un portal de Belén incrustado(literalmente) en un Pino gigante nevado y adornado con luces, San José y la Virgen María (al niño apenas se le veía pero seguro que también) entonan al ritmo de los otros veinte autómatas "Cortylandia, cortylandia, vamos todos a cantar. Alegría en estas fiestas porque ya es Navidad...". Mientras en la acera, tres Teletubies(c)(que daban realmente miedo), cuatro Mickies(c), un par de patos Donald(c) y un Rey Mago¿(c)?, reparten globos a todo niño viviente(chillane, corriente, gritante, llorante pero pocos sonrientes) a cambio de la voluntad del padre, madre o tutor. ¿Alguien me puede explicar qué es lo que celebramos? Mejor dicho, al niño/niña que está viendo eso ¿alguien puede hacerle entender qué es lo que se celebra? Imposible



En fin, por mi parte me quedo con lo que me gusta, que es ver a mi familia junta; repartir regalos, quizás también recibirlos; ilusionarme con la ilusión de mi chica (que le encanta la Navidad, y a mi me encanta que le encante) y de mi urogallo de siete años favorito; y celebrar que comenzamos un año más todos juntos.

En fin, lo de siempre, coger un poco de impulso para darle otra vuelta al Sol.

Un beso a todos/as (así, de gratis."Porque hoy es hoy(c)") y Feliz Navidad.

miércoles, 5 de diciembre de 2007

Ilusión

El salón era enorme. En realidad eran dos habitaciones unidas al quitar el tabique que las separaba. Me sentaba en el suelo y esperaba emocionado. Los segundos se hacían horas. Pero era seguro que tenía que empezar. Del Un, Dos, Tres lo mejor era la espera, la duda, el saber si iba o no iba a salir.


Lo sacó del bolsillo derecho de su chaqueta con la manga remangada un tipo con chistera, el pelo largo, blanco y muy despeinado, los dientes descolocados y que daba voces mientras tocaba un violín imaginario.

Tamariz me enseñó a disfrutar de la magia desde pequeño; me enseñó a preguntarme el porqué de las cosas; me enseñó a que no todo es lo que parece; pero sobre todo, me enseñó lo importante que es una buena presentación para casi cualquier cosa en esta vida. Creo que es de las pocas personas que aún me hacen dudar de lo inútil de la caja tonta. Tamariz me ha enseñado mucho, me ha hecho disfrutar mucho pero también es el responsable de una de las obsesiones de mi vida.

Era un simple cachivache, de madera, pintado de rojo, pero a mi fascinaba y aún lo sigue haciendo.

En todas las actuaciones que le he visto, infinidad en televisión, apenas dos veces en directo, siempre me ha sorprendido con los efectos más simples, o con los que aparentemente eran más simples. Un día consiguió dejarme boquiabierto, adivinando una carta por teléfono, tan sencillo como suena. Lo vi en directo.

Por momentos llegué a creer que realmente tenía un hombrecito diminuto que lo manejaba. La teoría se quedó sin fundamento cuando conocí el modelo transparente, de metacrilato.

Tamariz con su magia me ha conseguido emocionar como no lo ha hecho ningún otro mago, pero su mayor logro ha sido que definitivamente renuncie a mi mente ingenieril tratando de descubrir sus trucos. Con otros magos lo intento, indago teorías, pruebo a hacer algo parecido en casa. Con él no. Con Tamariz simplemente me dejo llevar durante la actuación, me río a carcajadas y disfruto como un niño.

La última versión que he conocido es un modelo Lego(c). Es muy chulo porque lo monta el propio espectador al que le hacen el juego. Lo único que no me gusta es que todavía no se lo he visto usar a Tamariz, seguro que le saca más provecho que nadie. ¿Quién más sino es capaz de crear tanta ilusión durante años con un simple cochecito de madera?






martes, 27 de noviembre de 2007

¿Creas?

¿Qué es la creatividad?

¿Qué es ser creativo?

¿Qué crea el que es creativo?

Que paradójico resultaría que al que sólamente crease la necesidad, y no la solución que sacia esa necesidad, le llamásemos creativo.

En fin, prometo intentar ser creativo en el próximo post. En éste, de momento, utilizo la chuelta de copiar.


esto no se toca...
Uploaded by aosonho




domingo, 25 de noviembre de 2007

Sentido

"Tu nuestro siempre conmigo dentro.
Tú nunca fuera de mi nuestro.
Conmigo nunca sin ti.
Sin ti nunca conmigo."

Siempre fui muy científico. Nunca hice cosas sin sentido. La química de casta, como al galgo; la ingeniería, vocación personal.
Apenas unas moléculas de oxigeno y nitrógeno en una proporción de 21 a 79. Y nada más.
En el instante en que mi lacrimal confirmaba que mi cerebro había asimilado que nunca más volverías a pasear mi lado decidí no volver a respirar.
No tenía sentido

P.D.: Lo que sea mientras sea a tu lado.

sábado, 10 de noviembre de 2007

Cálida Salamanca



Voy por la calle con los codos bien pegados al cuerpo y las manos en los bolsillos a pesar de llevar guantes. Noto perfectamente, a pesar de la bufanda, como mis mejillas empiezan a sonrojarse, la punta de mi nariz y mis orejas simplemente ya no son. A penas las seis de la tarde y ya están encendidas las luces. ¡Qué bonita está la plaza! Un montón de gente deambula por ella; bolsas de compras por todas partes; niños corriendo; madres gritando "¡Ven aquí que se te ha desabrochado el abrigo!"

Llego al Hadock (o al Mandala, o la Rayuela, o al Alcarabán, o al Corrillo, o al Juanita, o al Tio Vivo, o al Becker, o a la Posada de la Almas, o Al Milú, o puede que incluso llegue al Moderno y a su radiador de la mesa que colocan encima de las escaleras justo debajo de la cabaña del árbol) y busco una mesa libre. Dos pasos y mi temperatura corporal empieza a subir, cuando la encuentro ya me he quitado guantes y bufanda.

"De momento nada. Espero a unos amigos" (o a una amiga, o a mi chica).

Una taza de té americano casi hirviendo con un "chorrito" de licor 43 humea delante mío. En el aire flotan otra vez las mismas nuevas historias de siempre y las que ya nunca serán nuevas. Luz tenue, pero puedo ver sus ojos, sus sonrisas, sus gestos. (E Isidro que a penas a tomado dos sorbos de una taza de café que beberá cucharada a cucharada después pedir al menos dos veces más leche caliente porque se le ha enfriado; o Esteban que andará jugando con la velas mientras el resto le vigilamos de reojo para que no provoque un incendio; o quizás el hermano K emocionado por los tres últimos festivales a los que ha ido en las cuatro últimas semanas y con la cabeza en los siete conciertos que va a ver en los cuatro días siguientes; o DJ protestando porque nadie le ha prestado atención a no sé qué que estaba diciendo; quizás Carlos contando como suena un acorde imposible mientras sale por los tubos de un imponente órgano de la catedral de un pueblo perdido de algún lugar remoto de la Alemania más profunda; o Lara y Natalia echándome la bronca por que he vuelto a hacer lo que no tenía que volver a hacer; o Rubén poniendo su contrapunto interesante a mi siempre equivocada opinión política; o tantos otros...)

Vuelvo a casa. Siento un escalofrío en cuanto piso la calle y aprieto el paso y los codos contra el cuerpo y las manos dentro de los guantes y de los bolsillos y casi empiezo a correr. Al llegar, la calefacción no muy alta, una manta para compartir y una peli o algo en la tele. Qué más da, lo que sea mientras sea a tu lado.

Menudo frío que hace. Qué bien que acabó el agobio del calor del verano.


P.D: Especialmente recomendado para destemplados/as

sábado, 20 de octubre de 2007

Los reglones ¿torcidos? de Dios

Entraron todos en la sala. Se colocaron según protocolo. Todos menos uno. Calabacillas no ocupó su lugar, nada más verlo echo a reír y a correr por la inmensa estancia.


"¡Soy rey! ¡Somos reyes!"
Andaba de un lado a otro con ademán de importancia mientras repetía una y otra vez lo mismo.
"¡Somos reyes! ¡Soy rey!"
A Diego se le iluminó la mirada, entornó los ojos y esbozó media sonrisa casi imperceptible.

Uno de los ayudantes se acercó a él y le increpó lo más disimulado que pudo. Él le hablaba al oído y seguía riendo. Toda la corte, mientras tenía los oídos puestos en la nueva trastada de Calabacillas, admiraba perpleja aquella nueva creación. "¡Qué guapa está la infanta" "¡Oh, sí, sí...!" El rey miraba incómodo a uno y otro lado buscando en sus cortesanos más cercanos alguna explicación a lo que no entendía. Ellos se miraban unos a otros sin saber qué decir.

El ayudante que se había encargado de calmar a calabacillas le susurró algo al oído del secretario de uno de los consejeros. El rumor comenzó a correr. Hubo una sucesión de "ohes" y exclamaciones contenidas. El rey impaciente seguía esperando que el rumor le llegará a él, no podía ser el último en enterarse.
Al fin, alguien le dijo al oído "Majestad, mire el espejo. Son ustedes" "El artista del cuadro les está retratando a ustedes mientras la infanta juega con sus meninas"
"Muy ingenioso. Don Diego. Muy sorprendente e ingenioso."
Un gesto de la mano del monarca indicó que aquella noche Calabacillas debida recibir el doble de ración.

Todos pasaron a la sala contigua. Una suculenta comida celebraba la instalación de la obra nueva. Todos menos Juan Calabazas que en una esquina se frotaba las manos pensando en su doble ración mientras repetía sonriendo y con la mirada en el infinito "Somos reyes. Nos pinta a todos porque todos somos reyes".
Velázquez le observó detenidamente. Ya tenía la imagen, nítida y clara. Estaría el tiempo imprescindible en el almuerzo e inmediatamente se excusaría para retirarse a su estudio. Esa misa noche tendría terminado el retrato de la única persona que había entendido su nueva creación.



P.D.:"Este relato carece en todo punto de rigor histórico alguno que, por otra parte, nunca se ha pretendido en su creación".

domingo, 7 de octubre de 2007

Paradoja de si mismo



Rojo. No. Magenta. Magenta, amarillo y cian.

Simple. Sencillo. 3 colores y dos fenómenos; presencia total y ausencia absoluta de luz.

Entre la presencia y la ausencia de luz, encontramos infinitas tonalidades de gris.

Las combinaciones de 3 elementos, sin repetición, tomados de dos en dos y los tres, nos dan otros cuatro nuevos colores; a saber, naranja, morado, verde y marrón.

La combinación de nuestros siete colores con las infinitas posibilidades entre la presencia y la ausencia de luz nos da una escala cromática en la que podemos clasificar cualquier longitud de onda del espectro visible que capte nuestra retina; esto es, cualquier longitud de onda (o combinación) del espectro visible que no absorba la naturaleza de la materia del objeto que estamos mirando.

Al final ondas.

Cuatrocientos cuarenta y cuatro Herzios. La, A (en inglés).

Divisiones y subdivisiones de La, múltiplos y submúltiplos de La.

Do, Re, Mi, Fa, Sol, Si.

Y si seguimos dividiendo y subdividiendo, multiplicando y submultiplicando, encontraremos una nueva escala, y otra y nuevos semitonos, entre los tonos. ¿Si no, de dónde surge el flamenco?, ¿y el jazz?.

Nuestro tímpano vibra según la frecuencia de la onda que recibe y con la amplitud de la intensidad que lo golpea y así tenemos todo el espectro de sonido de frecuencias audibles.

Al final ondas.

No me jodas con la física.

Una sola visión en una combinación de longitudes de onda que ni por asomo se acercan a pertenecer al espectro visible pues se encuentran más allá del ultravioleta y por debajo, muy por debajo, del infrarrojo. Un sonido, un simple y puro sonido que jamás será audible pues es más grave que el grave más grave y más agudo que mayor de los agudos.
¡Qué dulce es mirarte!
¡Qué lindo escucharte decir "te quiero"!
¿Qué sería de nosotros sin las paradojas?

Gracias Maese Escher


jueves, 13 de septiembre de 2007

Que lejos ha quedado...

Siempre se cambia aunque en realidad no se cambia tanto.

No, Patri, no es cierto que cualquier tiempo pasado fue mejor, lo que es rotundamente cierto es que ese tiempo pasado fue de los mejores. "...A coser mi alma rota, a perder el miedo a quedar como un idiota..."

En ciertos momentos echas la vista sobre tu hombro derecho, o quizás tratas de sacar la cabeza por ventanilla de tu humilde pero orgulloso vagón de segunda y entonces piensas cual presunto implicado. Pero no, no es tan cierto, aunque sí en parte.

Después de tantos cartuchos quemados, tanta polvora derrochada.
Después de tanta agua caída cual café en el campo.
Después de "tantos tejos tiraos, tanto cariño entregao"...
Después aún estás ahí, al otro lado del lado que mira el que está al otro lado del espejo cuando tú lo miras.
"When I look at the television, I want to see me staring right back at me"

Se cambia sí, pero no se cambia tanto.

Y a solas de reojo miras la pantalla del ordenador y no puedes evitar sonreír; ya sabes, esa sonrisa que nunca nadie verá, pero que existe, vaya que si existe.
Sonríes porque compruebas que nuevamente lo que has escrito es completamente ininteligible...
Si es que en el fondo sigues siendo el mismo de siempre.

lunes, 3 de septiembre de 2007

¿Un renglón torcido o demasiado recto?

Mi chica dice que no debería leer tanto blog, que a ver si se me va a pegar algo. En cierto sentido me hace sentir algo así como Alonso Quijano embebido en mis particulares novelas caballerescas camino de la locura, o quizás de la cordura.

Si todo es relativo, si desde la tierra el que gira es el Sol, "los renglones torcidos de Dios" podíamos ser los más rectos desde algún punto de vista, aunque sea un punto de vista que tenga que ir cambiando, ¿no?

Me gusta escaparme de vez en cuando a un mundo de cuerdos huyendo de este mundo en ocasiones demasiado irreal. Es más, no sólo me gusta sino que creo que lo necesito, siento que de vez en cuando necesito mirarme al espejo y decirle a ese que está al otro lado:
¡Qué bueno que viniste, loco! ¡Qué bueno que acudiste a mi llamada!
¡Qué bueno que todavía apareces, de vez en cuando, cuando me asomo!

Mi chica dice que no debería leer tanto blog, el que todavía no se ha posicinado al respecto es mi perro.

martes, 28 de agosto de 2007

Primer principio universal de Bunbury

"Todo arde si le aplicas la chispa adecuada"

En lo más profundo del negro de tus pupilas destella inconfundible la chispa que prende nuestro particular suboceánico fuego griego y que hace que "caminar sin ti sea tan solo andar".

martes, 21 de agosto de 2007

El Fuego Griego

Los elementos imprescindibles para que tenga lugar una combustión son tres: combustible, comburente y energía de activación (chispa).

(...)Consistía en una mezcla viscosa de petróleo en bruto, para que flotase, azufre que al entrar en combustión, emite vapores tóxicos, cal viva, que reacciona liberando mucho calor al entrar en contacto con el agua (el suficiente para prender materiales combustibles), resina, para activar la combustión de los ingredientes, grasas para aglutinar todos los elementos, salitre (nitrato potásico) que desprende oxígeno al prender, permitiendo de esta forma que el fuego continúe ardiendo bajo el agua. Tras lanzar la mezcla a través de unos largos tubos instalados en la embarcación, la mezcla entraba en ignición al contacto con el agua, incendiando las embarcaciones enemigas.
(...)El poder del arma venía no solo del hecho de que ardía en contacto con el agua, sino que incluso ardía debajo de ella. En las batallas navales era por ello un arma de gran eficacia,causando grandes destrozos materiales y personales extendiendo además el pánico entre el enemigo, no solo por el miedo a morir ardiendo, sino que además muchos soldados temían esta arma por superstición, ya que creían que una llama que se volvía aún más intensa en el agua tenía que ser producto de la brujería.(...) Wikipedia, Definición de "El Fuego Griego"

El agua no lo puede apagar, arde incluso debajo del mar. Extiende el pánico entre el enemigo por su poder destructivo y por propia superstición. Tiene que ser horrorosamente bello verlo arder en plena noche al tiempo que increíblemente aterrador por la certeza de que te va a quemar vivo.

Atrayente y mortalmente peligroso, pura química y superstición a un tiempo, poderoso y peligroso para el que lo maneja. ¿Por qué lo llaman Fuego Griego cuando quieren decir Amor?

(...)Y aunque la historia se acabó hay algo vivo en ese amor que aunque empeñados en soplar hay llamas que ni con el mar. (...) Mecano, El 7 de septiembre

(...)El agua apaga el fuego y al ardor los años, amor se llama el juego en el que un par de ciegos juegan a hacerse daño(...) Sabina, Amor se llama el juego.

El agua no lo puede apagar pero ¿qué le ocurre al fuego griego cuando se queda sin combustible, sin comburente y sobre todo sin chispa?

sábado, 28 de julio de 2007

Magnolia

Eso que está ahí bien adentro, que te corroe las entrañas.
Eso de lo que te acuerdas en cuanto no tienes nada en que pensar.
Eso que que te quita el sueño y no te deja descansar bien.
Lo que tira fuertemente de las comisuras de tus labios hacia abajo
Lo que se aferra a tu nuca para que no des un bacio, finocchio.
Lo que se agarra a tu culo como una garrapata y no te deja moverte de la silla.
Aquello te ata a la cama y apenas te permite de que te des media vuelta.
Lo que te sorbe tu "mojo" (Stvmaister esta va por ti).
Lo que piensa ese cabrón que te mira de reojo desde el otro lado del espejo.
Lo que te impide decir que no cuando no quieres decir sí y te obliga a si cuando quieres decir sí.
La cerradura de la caja que esconde la llave del cofre que contiene la pala con la que desenterrar el cryptex que guarda tu felicidad.

No, it's not going to stop till you wise up.



Que no tengan que llover ranas para que te des cuenta de lo que eres capaz.


"Magnolia" o bien podría haberse titulado "Cómo nos duele reconocer que somos capaces de perdornar"

Perdona porque es sano para ti, por puro simple y llano egoismo, pero nunca olvides que al final de fábula el escorpión pica a la tortuga simplemente por que es escorpión.

P.D: Dedicado a Lara. Un beso guapa espero ver esas fotos top secret publicadas por la web.

lunes, 9 de julio de 2007

Here in Salamanca, Spain


¡Qué pena! Con lo bonita que es y que se hayan tenido que montar una réplica en México.


En fin, qué no podría decir yo de mi Plaza Mayor, pues eso nada, no podría decir nada porque lo podría decir todo. Mira que estos yankis acordarse de nosotros para cargarse al Presidente, así con mayúscula porque cómo es el presidente del mundo libre pues... Al menos se han acordado de nosotros y de eso debemos estar orgullosos. De hecho le voy a proponer al alcalde que monte una buena cabalgata el día del estreno, todos vestidos de charritos y cantando algo así.. "americanos..." en fin.


Digo yo que si el cine español se ve tan poco y el cine americano recauda tanto... ¿Será porque los exhibidores son unas malas personas que sólo piensan en tener un negocio para sacarle el máximo dinero posible? (¡Hay que ver cómo está el país! ¿cómo puede alguien pensar en tener un negocio para sacarle el máximo dinero?). O ¿quizás es que los españoles no sabemos hacer cine sino solo guarradas o ñoñeces sin sentido? Si es que no tenemos sentido del arte ni del espectáculo, aunque bien pensado, ¿tendrá algo que ver la deseducación que en todos los aspectos, a saber; formal, no formal e informal; venimos sufriendo generación tras generación?


Yo recuerdo como mi profesor de literatura nos enseñaba a hacer comentario crítico, recuerdo como mis padres y también mi hermana mayor me han enseñado a buscar mi propio punto de vista, también en el Arte, e intuyo que quizás por eso soy afortunado, porque seguro que no entiendo mucho, pero cuando leo, veo o escucho algo siento que me llega una parte que otra gente pasa por alto.


Demos una vuelta más de tuerca, a ver si encaja algo. Quizás si eres capaz de disfrutar con un buen plano en una película, si una buena interpretación te llena, si reconoces el trabajo de un buen guión, no necesites los ciento treinta y nueve millones de dólares del presupuesto de spiderman para disfrutar de una película, ni que cada vez que beba, coma, ría, y juegue tenga a mi alrededor una saturación completa de imágenes del arácnido, ni una pantalla wall to wall, etc.... Quizás digo.


En fin a lo que iba...


¡Tío que sale Salamanca en una Peli! Sí la Plaza y el presidente de los Estados Unidos saltan por los aires. Buah, espectacular. Esa no me la pierdo.

lunes, 2 de julio de 2007

Todo tiende a máximo desorden y mínima energía

La fuerza con la que las olas de los mares batirán las costas durante los próximos quince siglos.
Las ganas con las que de niño bajabas corriendo las escaleras para ir a jugar al parque.
Toda la rabia que era capaz de destilar tu cuerpo si te ganaban todas las canicas, los cromos...
La ilusión con la que abriste ese regalo. La impaciencia con la que lo esperaste. La pena cuando lo rompiste.
La capacidad de destrucción que tenían tus puños cuando luchabas contra los malos.
La inmensa capacidad de cura que tenían tus manos cuando rescatabas a los buenos.
Todo lo que tenía cabida en tu imaginación que apenas usaste al quince por ciento.
Las mil y una buenas intenciones con las que al comienzo de cada curso ibas a estudiar a diario.
La presión que encogió tu estómago cuando diste, y te dieron, aquel beso en ese instante, en ese lugar.
Ese sentimiento que ahora estás rememorando como si lo volvieses a sentir por primera vez.
La rabia enfurecida de cien mil perfectas tormentas en medio del Atlántico.

Si has sido capaz de concentrar tanta energía, ¿se puede saber qué es lo que te frena ahora?

Busca bien dónde dejaste todo esto acumulado. Concéntralo, evapora todo el agua sobrante, y destílalo una y otra vez hasta obtener la esencia de cada uno de sus matices, hasta que sólo te queden las moléculas de los compuestos originales con toda su energía interna acumulada en apenas uno o dos mililitros de substancia final. Semejante bomba entrópica capaz de desorganizar al mismo caos es en si misma tu fuerza vital; pero ten cuidado porque también es el principio del fin de tus días.

sábado, 30 de junio de 2007

Sinónimos de sinónimos

Otra torcida. Según sus cálculos no le quedarían más de cien o doscientas pulsaciones.

¡Joder!, se tuerce cada vez más. Cuando cayó la “t” todo fue igual. Ahora la “h”, y es mucho más útil de lo que parece.

En cualquier caso, su preocupación mayor era que alguna que otra “p” también se torcía, muy de vez en cuando pero, tarde o temprano, su momento iba a llegar.

Había que tomar medidas, tendría que empezar a buscar sinónimos para los sinónimos que ya utilizaba, o incluso inventar un nuevo lenguaje en el que algunas palabras se escribiesen sin t ni h, incluso probablemente en un futuro no muy lejano sin p. ¡Qué locura! Palabras escritas sin algunas letras. Nadie lo entendería.

Algo habría que hacer, lo que fuera, para que su Hispano-Olivetti con caries le siguiera susurrando a la yema de los dedos sus mejores poemas.

En Comala comprendí...

"Vine a Comala porque me dijeron que acá vivía mi padre, un tal Pedro Páramo. (...)" Juan Ruflo

Como bien dice mi cuñado, no es Comala un buen lugar para comprender nada.

Lo que sí que es cierto es que en ocasiones necesitamos ir, sin movernos del sitio, a lugares que están un poco más lejos de todo, no demasiado, quizás ahí mismo a la vuelta de la esquina, para comprender aquello que oímos pero no quisimos escuchar; aquello que nos dijeron pero ni siquiera quisimos oír; lo que nos transmitieron sin palabras mientras veíamos pero no mirábamos; y lo que todo el mundo sabe (incluso Karl que sabe desde hace dos años siete meses tres días una hora y veinte minutos que Sarah está enamorada de él) pero nosotros no.

Dice la teoría que la comunicación necesita de cinco elementos, a saber: emisor, receptor, mensaje, canal y código. Yo añado uno más, intención.

En fin, espero que la noche que Guillermina me quite el ático en propiedad pueda volver, a cuenta de tres rondas, a la mesa más redonda del café aquel. Otros tuvieron su oportunidad de repesca, ¿recuerdas K? Corría el mes de febrero de 2003...

"Estimado Caboi:
En vista de su desasosiego a cuenta de las causalidades (que no casualidades) de esta vida que nos trae y nos lleva, le informo de que ha quedado libre una vacante en la mesa más redonda del café de Nicanor, justo al lado de Mari “la tetas”, así mismo también le informo de que puede enviar, por escrito y previo pago de 3 rondas, su solicitud si así lo estima oportuno."

En fin que no se puede andar leyendo viejos mails porque luego uno empieza a echar de menos celebrar el fin del año que acaba en vez de la llegada del nuevo año. Lo dicho, al lugar (o tiempo que para el caso viene siendo dimensionalmente lo mismo) donde has sido feliz no debieras tratar de volver.

martes, 26 de junio de 2007

En Gredos hay...







Cabras de monte...












...y calamarneros de aguadulce

(sé que no lo parece pero el agua estaba muy próxima a su punto de congelación)












Hay horteras con pañuelo...

















... y chicas guapas















Hay amigos...



























...y chicas guapas con hortera



















...y con calamarnero de agua dulce










¿He dicho ya que el agua estaba muy fría?



















Sí, sí Adi, lo digo por ti. No te escondas


















A dormir que por hoy ya tuvimos suficiente

viernes, 22 de junio de 2007

If I knew Picasso I would buy myself a gray guitar and play

(...)Mr. Jones and me look into the future
Yeah we stare at the beautiful women
"She isn’t looking at you.
Uh, I don't think so. She's looking at me." (...)

Me compraré una guitarra gris que encordaré con las cuerdas de mi alma afinadas una a una en cada sentimiento. Y con ella volveremos a componer de la nada las viejas canciones que nos mantienen juntos en la distancia y en la cercanía, y que estrenaremos en rigurosa primicia una vez más.

El mi más grave lo afinaré con sentimientos hondos, profundos, de arraigo y morriña, sentimientos que me recuerden de donde vengo. Sonará de vez en cuando estableciendo el pie para los arpegios de acordes mayores y marcando el ritmo de las canciones.

El la lo afinaré con cuatrocientoscuarenta y cuatro sentimientos redondos que evoquen lo que quiero ser, dando el pie a los acordes menores que guíen el cuerpo de la canción pero que a la vez le permitan devaneos, fugas espirales y firmes golpes de mano.

La cuarta cuerda estará afinada en un re de sentimientos ocultos, que sólo sonarán de vez en cuando muy muy quedos y que a penas oiremos los que estén lo suficientemente cerca con los oídos bien atentos y yo.

El sol de tercera será un sol de sentimientos abiertos, de alegría, de esperanza, de ilusiones, sonrisas cálidas pero moderadas y miradas sinceras.

En la segunda sonará en un si muy positivo y cómplice, algo desmedido y absolutamente abnegado, nada asertivo y algo picante si te miro de reojo.

La primera cuerda vibrará afinada en un mi agudo, ora con carcajadas abiertas y desmedidas ora con llantos funestos y negaciones, equilibrando en los arpegios al sol y al re con sentimientos extremos pero de su misma naturaleza, vibrantes y sentidos, y dando, de vez en vez, una quinta mayor que haga vibrar los dedos.

If i knew Picasso my gray guitar and I would sound very meaningful, but above all very very "fellingful".

(...)I will paint my picture
Paint myself in blue, red, black and gray
All of the beautiful colors are very very meaningful
Gray is my favorite color I... felt so symbolic yesterday (...)

A aquellos rieron, lloraron, se enfadaron, se alegraron, se esperanzaron y desesperanzaron, por, para, contra y conmigo. Por lo pasado, lo presente y lo mucho futuro que nos espera en común.

jueves, 7 de junio de 2007

DICOTOMÍA

No me digas lo que no quiero decir.
Tu aliento, cálido, cercano.
No me escuches lo que no quiero escuchar.
Tu abrazo, sincero, a mano.
No me hagas escuchar lo que quieres que diga.
Tu consejo, susurrado, en mi oído.
No me hagas decir lo que quieres que escuche.
Tu nuestro siempre conmigo dentro.
No digas, no escucharé. No escuches, no diré.
Tú nunca fuera de mi nuestro
El camino se hace andando, sí.
Conmigo nunca sin ti.
¡Que jodido este puto desierto!
Sin ti nunca conmigo.

lunes, 4 de junio de 2007

UNA NUEVA PUESTA DE SOL

(...)el camino se hace andando, sí,
pero un desierto es un desierto(...)

Un desierto es un desierto y por mucho que andes y creas ver oasis en el horizonte, al final sólo hay sol, arena y espejismos. Es encomiable que trates de luchar por encontrar un destino en medio del desierto, incluso es más encomiable todavía que trates de alcanzar ese supuesto destino, pero al final no queda más remedio que asumir que el tiempo y el esfuerzo invertidos lo son en balde, y no estamos precisamente sobrados de tiempo ni de fuerzas como para emprender gestas sin sentido. Luego, si quiero ser fiel a mi contradicción del principio de Heisenberg debo cambiar el desierto por montañas rocosas y escarpadas, mucho más complicadas de transitar, eso sí, pero que al menos nos conducirán a donde queremos.

Buenas noches no, buenos días... Buenos días Príncipes de Maine, Reyes de Nueva Inglaterra, o mejor dicho, Good Morning Vietnam. Qué buen día para continuar camino, partamos pues. La mochila sobre los hombros, el polvo sobre la botas y juntos, siempre juntos, como destino una nueva puesta de sol.

(...) y es que vale más un año tardío
que un siglo vacío, amor(...)

lunes, 21 de mayo de 2007

AMPLIACIÓN PRÁCTICA DEL PRINCIPIO DE HEISENBERG

Dice Heissenberg, relativo a partículas subatómicas, que no se puede conocer la posición y el momento al mismo tiempo. Si tenemos en cuenta que todo, incluidos nosotros mismos, está compuesto por átomos y por consiguiente, por muy paradójico que resulte (átomo significa "sin división"), por partículas subatómicas, podríamos arriesgarnos a inferir que en general las personas si tenemos el momento no encontramos la posición adecuada y cuando por fin encontramos la posición adecuada no tenemos el momento. Esto es fácilmente demostrable por aproximación al absurdo.

Para mi la cuestión es ¿hasta cuando se puede vivir con lo uno en busca de lo otro y con lo otro en busca de lo uno? Definitivamente todo termina reduciéndose a una cuestión de afrontar las consecuencias de las decisiones que no quieres tomar. Asumir tu responsabilidad y despejar el camino para intentar seguir avanzando. Pereza, inseguridad, miedo,... todo esto nos lleva a eludir nuestra responsabilidad y a no hacer nada. Pero aquí está la trampa, decimos "no hacer nada", pero deberíamos decir "hacer nada" porque cuando no hacemos nada, hacemos algo, nada, y cuando no decidimos, decidimos no hacer nada, luego no sólo debemos afrontar las consecuencias de lo que hacemos, sino que también debemos tener en cuenta las consecuencias de lo que no hacemos, las cuales solemos obviar u olvidar.

Hoy he decidido que a partir de ahora voy a luchar por contradecir la ampliación del principio Heisenberg y encontrar la posición teniendo el momento a cada instante (o si no encontraré el momento teniendo la posición). Si lo logro por una parte puede que logre ser feliz, por la otra toda la teoría mecanicocuantica que conocemos se vendrá abajo y quizás seamos testigos de numerosas microexplosiones nucleares que acabarán en un gran "Big-Bang II" con la existencia del planeta tierra o de todo el universo conocido y por conocer. Da igual, asumo las consecuencias.

viernes, 18 de mayo de 2007

"HACER PIN"

¿Necesito todo lo que tengo? ¿Tengo todo lo que necesito?
¿Necesito lo que tengo? ¿Tengo lo que necesito?
¿Necesito tener lo que necesito? ¿Tengo necesidad de tener?
¿Soy feliz con lo que tengo porque tengo lo que necesito o porque necesito lo que tengo?
¿Soy feliz con lo que tengo porque tengo lo que necesito y porque necesito lo que tengo?
¿Soy feliz porque busco tener lo que necesito?
¿Soy feliz porque necesito buscar lo que necesito?
¿Soy feliz con lo que tengo porque lo necesito?

Yo he sido siempre muy fresca. A mi con la razón por delante no me para nadie. Vamos con lo fresca que soy yo. Voy a ir y le voy a decir que llame a sus compañeros, o algo más feo por que a lo mejor se están tocando... je je je. Tú ya me entiendes(...) Yo es que desde pequeña he tenido que cuidar de mis dos hermanos. Desde los ocho años. Cuando mi padre se iba a la mina, ponía yo las ballestas (trampas) para cazar pajarillos para comer. Casi cinco docenas cacé una vez. (...) Y era él, que sí. El mismo guardia que le había dado una paliza a mi padre en el pueblo porque decía que había robado los pájaros (...) Y le dije, Ay no se te ocurra tocarme, porque no tengo más que hacer un llamada y se presenta aquí toda la policía de Madrid. Sinvergüenza. To' no ves que servía en casa de uno de la secreta, escolta personal de Franco.

Todavía no sé si sólo quería hablar o pretendía colarse en nuestro sito en la fila de la taquilla del teatro. Seguro que lo hubiera conseguido si no fuera porque veinte minutos más tarde nos colgaban delante de la narices el cartel de no hay billetes. Me encanta la gente; por definición.

Espero que si vienen tiempos difíciles, en algún gen remoto me quede algún resquicio de instinto de supervivencia y me acuerde de cómo "hacer pin". De cómo agarrarme fuerte a la vida para no caer y seguir trepando. Aunque me cueste dejarme las uñas en el intento. Sin ningún lugar a dudas, el resultado de mi vida es un 9.85% lo que me pasa y un 90.15% cómo reacciono yo ante ello. Matemático. ¿A que sí Cabrejillas?

lunes, 14 de mayo de 2007

DESAHOGO I:"SINSENTIDO"

Una más y... ya está. Un castillo perfecto, carta a carta, hasta la última. Diez triángulos en equilibrio. Cuatro en la base, tres, dos y dos cartas que forman el más alto de todos. Podría hacer un piso más, sólo tengo que poner un triángulo en la base e ir subiendo, incluso podría poner dos, tres, los pisos que me diera la gana... Ahhh.....
  • ¿Qué haces con todas esas cartas esparcidas por la mesa? Recoge eso ahora mismo y ponte a hacer los deberes

Nadie ha visto tu maravillosa creación, sólo un montón de cartas desordenadas. No puedes quejarte, no te entenderán, no te va a servir de nada; y a fin de cuentas, sólo era un castillo de naipes. Y tú recoges las cartas y tu frustración y te pones a hacer los deberes.

Lo que no sabes entonces es que ese sentimiento, que ahora conoces por vez primera, te va a acompañar el resto de tu vida y va a aparecer detrás de cualquier esquina, en cualquier momento. Yo lo llamo sentirse "de lo falso la falsificación", porque en ese momento tienes la sensación de que todo lo que has hecho no sirve de nada y de que no eres más que palabras que se lleva el viento y castillos de naipes en el aire.

Por suerte conozco el antídoto, vacuna más bien, que debe ser aplicado desde la más tierna infancia. Se llama "autoestima" y sólo tiene dos reglas básicas. A saber:

1. Quererse mucho a uno/a mismo/a. Partiendo del principio de que nadie te va a querer tanto como te quieras a ti mismo, es la única forma de permitir que exista gente que te quiera mucho.

(Este primer principio me lo enseñó un gato chico hace demasiado tiempo. Hace poco yo traté de enseñarle otro principio a otro gato chico, el de saber "hacer pin". Pero eso es harina de otro costal para desglosar en otra post)

2. Estar seguro de la valía de lo que haces. En otras palabras, serte siempre fiel a ti mismo.

Entiendo que en ocasiones podamos hacer cosas, decir cosas, provocar situaciones que molesten, dañen o hieran a los demás o a sus sentimientos. Lo que no entiendo es qué le hace creer al herido que tiene derecho a hacerte sentir herido a ti también.

Dedicado a I. "Compañero, el tiempo me dará la razón y entonces aceptaré tus disculpas"

viernes, 11 de mayo de 2007

BORDADO CON PUNTA FINA COMO LOS PELOS DEL PECHO

A veces nos prometemos tanto que... nos, les, le, te prometo tanto, sobre todo me. Con el mazo dando, con el mazo dando, que es donde se encuentra la clave que te lleva a ese maravilloso limbo que Mr K no termina de saber lo qué es. ¿Habrá conceptos que nos resulten simplemente incognoscibles por crearse una paradoja entre su significado y nuestra propia naturaleza? Integer divided by zero
Integer divided by zero
...
En fin tanto, tanto y luego no dormimos cómodos encima de veinte colchones porque tenemos un guisante debajo del último de ellos. Es que estaba colocado en muy mal sitio, si hubiera estado en una esquina ni me hubiera enterado. ¿Cuántas princesitas sueltas por el mundo? Establezcamos una gráfica, eje X porcentaje de princesita de guisante que tenemos en nuestras vidas, eje Y nº de gotas de esencia de orgullo que se obtienen al destilar el sebo con el que previamente hemos sido cubiertos para arrancarnos nuestra propia esencia. Curva exponencial sin duda alguna.

Hay días que es mejor no levantarse, mentira, hay noches que es mejor no escribir, más mentira todavía. Hay noches que es mejor no acostarse y días que es mejor no escribir.

¡Cuanta tontería junta! Todo por que le prometí al E (el ermitaño, o versión urbana del habitante de la casita del árbol. Éste no le da al CD pero el mando lo tiene hiperdominado) ser más ecléctico en mis entradas. Ahora que lo pienso este párrafo es contrario con el objetivo de la post ( y ahora debería sonar de fondo aquello de..."un mundo de contrahechos se esparce en la cartulina...." del maestro Rodríguez). ¡Dios mio! (perdona mamá) si es que el agua siempre vuelve a su cauce. Y si no que se lo ladren a mi perro, porque si se lo preguntan no se va enterar a pesar de que se puso de barro hasta las orejas. ¡Ay si fuera tan sencillo ir del sueño a la poesía!

Un día te levantas, escupes al teclado todo lo que se te pasa por la cabeza, así sin depurar, y te parece que eres el amo del mundo ("puto amo" en la versión más cabezuda de la princesita del guisante que conozco). Vanidad, humanidad, huvamanidad. Total, viene a ser lo mismo.

miércoles, 2 de mayo de 2007

ALWAYS TAKE THE WEATHER WITH YOU

Hoy parece que el tiempo cambió. "Un día extraño ¿verdad?" me comentaba Paco en la fábrica. No se lo he dicho pero lo primero que me ha venido a la mente es "¿cuántas mariposas habrán batido sus alas en Pekin para que se produzca todo este desbarajuste climático que se supone que estamos sufriendo?".

Ayer estaba en casa con mi chica viendo "el Perfume". Hace mucho que leí el libro y sólo recordaba lo fundamental. Siempre me gustó del final aquello de "..no tuvieron más remedio que reír..." Lo que no recordaba, quizás porque cuando lo leí no fui capaz de discernirlo, era el concepto que más me llamó la atención ayer. Y es que, bien diseccionada, la historia podría venderse en estas ediciones de manuales de autoayuda como "fórmula para sobrevivir y conseguir el éxito" o algo así. Mi primo me ha dejado uno que se titula "Lo que saben los ricos y no le cuentan a nadie". Un tanto paradójico el título teniendo en cuenta la propia existencia del libro ¿verdad?.

Ingredientes clave para sobrevivir:
  • Saber pasar desapercibido y sin dejar rastro. A ser posible sin oler.
  • Aprender muy rápido y hacer mucho caso a todo aquel que es más fuerte que tú. Véase escena en la que el maestro perfumero le regaña por la forma de agitar el frasco.
  • Nunca enojar a quien tiene lo que tú quieres. A no ser que puedas matarlo/a.

Ingredientes para conseguir el éxito:

  • Tener un objetivo claro, definido y suficientemente importante para nosotros mismos.
  • Ser capaz de poner absolutamente todo demás, propio e impropio, a merced de ese objetivo.
  • Si necesitas coger algo para alcanzar tu objetivo, cógelo. Si necesitas hacer algo hazlo. Si necesitas aprenderlo, recórrete media Francia hasta donde saben como hacerlo y apréndelo (en este caso y sin que sirva de precedente, Andrés, también podría haber escrito aprehéndelo)
  • Experimenta sin ponerle límites al bosque. Y de paso intenta destilar un herradura o dos a ver qué sale de ello.
  • Asegúrate de que tú objetivo es realmente lo que quieres y sobre todo de que no se te ha quedado en el camino. Si quieres que te amen, necesitas tener la capacidad de amar. Te conviene saberlo antes de emprender tu búsqueda del éxito.

Si quieres que te amen debes amar. Y si quieres que te respeten, debes respetar.

¿No será que estamos al final de la película dándonos cuenta de que llevamos más de dos horas (quien dice dos horas dice un par de siglos) metiendo la pata y con los medios nos hemos dejado el fin en el camino?

¿Cuantas mariposas habrán sido necesarias para que muevan sus alas en Pekín? ¿Cuantos botes de desodorante, electrodomésticos, residuos quemados, envases en la bolsa de la basura, coches, desarrollos industriales de occidente, vertidos tóxicos, accidentes nucleares,...?

"¿Un día extraño verdad?" "Sí Paco, sí un día extraño. Un invierno extraño. Una primavera rara de cojones (perdona mamá). Pero si no hemos respetado, ¿acaso podemos pedir ahora que nos respeten?""Mira que eres raro tío te digo que hace mal tiempo y respondes no se qué del respeto" "Eso mismo dice mi chica. Que escribo muy raro".

jueves, 26 de abril de 2007

DON JOSÉ Y LA CLAVE DEL ÉXITO

Nos pasamos gran parte del día, viendo, escuchando y hablando de la vida, obra y milagros de gente que consideramos especial, por su esfuerzo, por su éxito, por sus logros, por sus obras, sus cuerpos... Empresarios, políticos, actores, deportistas, cantantes, gente de televisión, científicos(alguno también hay medianamente famoso) y gente, que sin ser famosa, está a nuestro alrededor y admiramos. Quien más y quien menos siempre ha envidiado algo de alguien.

Pero si nos desnudamos y comparamos gen a gen el ADN de cualquiera de ellos con el nuestro, en realidad no son tan distintos; si comparamos el entorno en el que se criaron o crecieron, en la mayoría de los casos es similar al del resto, incluso en más de un caso se podría considerar que está por debajo de la media. Tampoco me parece justo recurrir a la excusa facilona de la suerte, entre tú y yo, la suerte no existe ni la mala ni la buena. Entonces, ¿dónde está el hecho diferenciador?

¿Qué hace que Justo Gallego sea capaz de construir una catedral en Mejorada del Campo (anuncio Aquiarius para los homus mediaticus) o que Amancio Ortega haya construido el imperio de Inditiex? ¿Es que acaso Bill Gates, Einstein, Vargas Llosa o Rafa Nadal (entre los miles de nombres que podría escribir, y los cientos de miles que cada uno de nosotros podría pensar) tienen algún pacto con el diablo? ¿O acaso somos nosotros que no somos capaces de ver lo mucho que tenemos y tenemos que envidiar siempre lo de los demás? No puedo evitar que esto último me suene a excusa conformista.

Cada vez estoy más convencido que todo a fin de cuentas se reduce a una cuestión de actitud. "El 10% de mi situación se debe a las cosas que me ocurren, el 90% restante es responsabilidad de cómo reacciono ante ellas" Lo demás son excusas. No quiero, ni con mucho, negar el principio del maestro don José. Creo que no se puede definir una persona sin su circunstancia, lo que digo, y don José también iba por este camino, es que la clave en la relación persona-circunstancia es que no es estática sino dinámica y entender esto bien es lo que mejor nos puede conducir al éxito. O quizás no.

Peléate con tu circunstancia, cambiala, amala, reconstruyela, compartela, alejala de ti, acercala más de lo que nadie estuvo, publicala, escondela, lavala con o sin centrifugado, dale de comer, hazle el amor, vendela o comprate una nueva, haz lo que te de la gana con ella, pero haz algo. Por que no hacer nada, al fin es hacer algo, perder el tiempo.

martes, 24 de abril de 2007

MUCHO MIEDO Y POCA VERGÜENZA

Hoy puedo decir que he experimentado el placer de ver aferrarse a la vida. He visto, en unos ojos enormes y algo enfermos el ansia por seguir viviendo a costa de lo que fuera necesario. Y no hace falta ponerse bucólico por todo esto. No se trata de la niña aquella a la que un fotógrafo inmortalizó muriéndose de hambre junto a un buitre al acecho (hecho que le valió el pulitzer o algo así). El mismo fotógrafo reconoció que no habían hecho nada por salvar la vida de aquella niña más allá de espantar al buitre; eso hubiera significado traspasar la barrera de los sentimientos y no le hubiera permitido realizar su realmente duro trabajo. Al poco de recibir el premio se suicidó, quizás harto de no poder responder una y otra vez a la misma pregunta.

Pues no, no es para tanto mi caso. Ciñámonos a los hechos. Una vulgar minina de apenas tres o cuatro semanas, sin raza reconocida, ni valor en el mercado animal; vamos vulgar, vulgar, de las que mueren a patadas todos los días; fue abandonada ayer a la puerta de la clínica donde trabaja mi chica. Mi chica, que para esto de los animales es muy veterinaria ella, la ha traído provisionalmente a casa. No han tardado ni tres minutos en responder a un anuncio que hemos publicado en Internet para que la adoptaran.

Siempre que tenemos que enfrentarnos a decisiones importantes es cuando más se pone a prueba nuestro valor; pero no sólo eso, sino que también se pone a prueba nuestra caradura. De tal forma que la cantidad de valor se muestra inversamente proporcional a la caradura que somos capaces de mostrarnos a nosotros mismos. Así detrás de excusas del tipo: yo no puedo, es mucho riesgo, es demasiado para mi... no sólo se encuentra una gran cantidad de miedo, sino que a penas podemos encontrar trazas de vergüenza; porque de cara al público todos somos muy buenas personas, pero las acciones que al final nos terminan por definir son aquellas de las que no tenemos que rendirle cuentas a nadie.

Volvamos a lo importante, hoy he tenido la gran fortuna de ver reflejado en unos ojos enormes y algo enfermos las ganas de aferrarse a la vida de una vulgar minina que luchaba por desencajar la mandíbula en cada bocado que le pegaba a una especie de paté para gatos. Y he visto como mi perro, un cachorro de apenas siete meses, se volvía loco por lamerla de arriba abajo y no le quitaba ojo cuando no le dejaba acercase a ella; mirándome de lado y diciendo "a mi no me asusta la responsabilidad de cuidarla y me daría mucha vergüenza que por no hacer nada algo le ocurriese".

domingo, 22 de abril de 2007

¡QUÉ GRANDE ES EL OCÉANO!... ¡QUÉ PEQUEÑO COMPARADO CON MI IGNORANCIA!

Una vez más, andaba yo por la red en busca de letras de canciones, letras que intuyo que dicen algo, porque no las entiendo, pero que a pesar de mostrarse en idiomas que no hablo, hablan lo suficientemente claro como para que quiera comprenderlas (y más en este caso concreto, qué voz, no deja lugar a dudas, qué seguridad, admirable).

Bueno que andaba yo en busca de una letra, al igual que ayer, y de nuevo un blog me dio la letra, la traducción e incluso su sentido. Y para mí que hasta ayer, eso de los blogs no era más que algo raro que hace esa gente rara que hace cosas por Internet. Desde luego a prepotente pocos me ganan, pero ha ignorante tampoco tengo rival. Gracias Laura por la letra, la traducción, tú significado de la misma y por hacerme intuir alguno de esos milagros de la comunicación que permiten estos blogs (¡y tú dices que has llegado a llenar uno? Tremendo. Aunque lo más increíble es que estoy convencido de que ni con mucho serás la única). En cualquier caso gracias.

Durante un tiempo me estuve preguntando si es cierto aquello de que perdemos 21 gramos justo en el momento de la muerte, y si es así, ¿qué mejor definición puede haber de instante? Porque eso debe ser algo inmediato, no debe durar ni medio micro segundo, es el paso entre el ahora y el luego, es un muy buen contexto para definir un instante, al menos yo así lo creo. Aunque quizás haya uno mejor... ¿O no es verdad que es un instante lo que tardamos en decidir que basta ya, que ya tenemos suficiente?. Para cinéfilos: hoy he creído que tenía suficiente y he dicho "hasta dónde". Y prometo que no me ha llevado más de un instante decidirlo.

Por cierto la canción es "Je ne regrette rien". Edith piaf está muy de moda hoy en día y yo soy un muy buen ejemplo de "Homus Mediaticus" (permítaseme el latinajo)

sábado, 21 de abril de 2007

TODO TIENE UN COMIENZO... INCLUSO ESTA CONTINUACIÓN

¿Por qué?
Porque he leído uno, me ha gustado la idea, he comenzado a darle vueltas a la pelota y he pensado "He aquí una buena ocasión para comenzar "A Veces III"".
Ésta podría ser una buena razón aunque a mi hermano K estoy seguro que le gustaría más otra del tipo "por que quiero expresar mi arte en un lugar sin barreras..." En fin, cualquiera de las dos es válida.
Por ser la primera entrada, y sin que sirva de precedente, un acercamiento a las definiciones personales de los términos que dan título al blog
  • Personas: De todo lo que nos rodea aquello que da sentido en mayor medida a nuestra propia existencia.
  • Mitos: Seres admirables, no siempre reales, que hacen grandes proezas como vivir día a día.
  • A Veces: Diario que comecé a escribir hace doce años y que se titula A Veces porque no le encontré sentido a llamar diario a un cuaderno en el que sólo escribía a veces.